ESPECIAL CUBACEL: Manda 20 CUC y en Cuba reciben 50 CUC
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Para comprender un poco lo que puede ocurrir en Venezuela

Mundo

Para comprender un poco lo que puede ocurrir en Venezuela

El gran apoyo recibido por numerosos países ante la situación venezolana, permite que exista la posibilidad de realizar acciones de gobierno en el exterior

Juan Guaidó, Presidente Interino de Venezuela. (NOTICIEROS TELEVISA)

El fin del primer y único período constitucional de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela fue el pasado 10 de enero; dado que el período que vendría en lo sucesivo no tenía una figura legítima que haya sido elegida bajo el voto popular, pues el proceso electoral del que se está valiendo el régimen para justificar su perpetuación en el poder no ha sido reconocido por ser un proceso completamente inconstitucional e invalido.

En efecto, tras las elecciones del 20 de mayo y con la invalidez de su resultado queda en manos de la Asamblea Nacional, como órgano legítimo del Estado,  la responsabilidad de asumir de manera temporal de la presidencia de la república.

Pese a la verdad constitucional antes explicada, es cierto que suena como una historia fantástica en un país en que el Poder Legislativo está liderado por una gran mayoría opositora desde el año 2015, y cuyas acciones en contra del régimen, plenamente válidas a la luz de la Constitución, han sido ignoradas e inhabilitadas, dejando a esta instancia con las manos atadas, sin embargo ante la comunidad internacional puede que la realidad si esté clara y las acciones de la AN finalmente sean tomadas en cuenta.

Es sabido el gran apoyo recibido por numerosos países ante la situación venezolana; desde la Organización de Estados Americanos, el Parlamento Europeo  y una agrupación conocida como Comité de Acreedores de Venezuela, lo cual permite que exista la posibilidad de realizar acciones de gobierno en el exterior.

Acorde a la Carta Magna venezolana, la representación internacional del Estado compete al Poder Ejecutivo, en donde se incluyen la legislación y la defensa de los activos públicos desde el extranjero, pero la condición de ilegítimo de Maduro le quita la facultad de ejercer funciones inherentes a la presidencia.

Ante esta realidad, existen instancias en el derecho internacional en las que las autoridades legítimas han tenido el reconocimiento internacional en detrimento de un gobierno carente de  legitimidad que coexisten; tal como ocurrió en el 2011 con el Consejo Nacional de Transición de Libia que alcanzó en reconocimiento del Gobierno Británico como “única autoridad de gobierno”, que permitió defender algunos derechos de Libia en los tribunales del Reino Unido y de este modo reclamar la propiedad de bienes y activos líquidos resguardados en British Arab Commercial Bank.

También está el caso de Siria que, luego de pasar un año de lo ocurrido en Libia,  la Coalición Nacional para las Fuerzas Revolucionarias y Opositoras logró ser reconocida por el Reino Unido como el único representante del país.

Las anécdotas antes señaladas, permiten concebir que la Asamblea Nacional de Venezuela como única autoridad legítima en Venezuela puede actuar como representante del Estado fuera del país, de modo que pueda defender y proteger sus derechos, lo cual es muy posible con el apoyo internacional que desde mayo se está recibiendo en Venezuela.

Desde esta perspectiva, la oposición venezolana tiene la oportunidad de poner en marcha un procedimiento orientado a proteger los activos del Estado Venezolano en el exterior, y efectivamente, en un acuerdo aprobado el 15 de enero de este año, la Asamblea Nacional le pidió a 46 países que brinden protección a los activos de la nación frente a la ilegitimidad de la presidencia de Maduro; pudiendo realizar desde la toma de refinerías y otros activos del Estado venezolano, hasta la posesión de los activos líquidos y proventos del negocio con el petróleo que se encentre en dichos países, así como la actuación como representante legal en procesos contra el Estado venezolano.

En este momento, cuando los activos públicos venezolanos en el exterior están bajo amenaza por demandas de varios acreedores defraudados por la nación, la situación pudiera ser muy favorable para la salida del régimen considerando que Venezuela posee aproximadamente unos  65.000 millones de dólares en bonos de la república, así como la compañía estadal de PDVSA, la Electricidad de Caracas y la refinería Citgo; y varias en bancarrota.

Asimismo Venezuela ha recibido numerosas demandas ante el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, y en consecuencia han recibido varias condenas al pago de enormes cantidades de dinero que han traído consigo acciones de ejecución de activos del Estado venezolano, de manera especial en la industria petrolera.

Con el reconocimiento internacional de la Asamblea Nacional como única autoridad, se lograría el beneficio para el conjunto de los acreedores, dado que los valores de recuperación de sus deudas ante un ataque colectivo pueden ser inferiores de lo que se lograrían en un proceso de reestructuración más ordenada realizada a raíz de un proceso de transición política reconocida nacional e internacionalmente.

De lograrse todo esto, la imagen de la oposición como gobierno al frente de una operación de defensa de los bienes de Venezuela sería de gran poder, y la posibilidad de que esto se materialice es relativamente limitada, y gracias al apoyo de la OEA, Estados Unidos y varios organismos y con la actual juramentación de Juan Guaidó como autoridad única, le brinda a Velezuela la gran oportunidad de empezar a reparar los grandes daños que le ha dejado a la nación estos 20 años del castro chavismo.

Con Información de The New York Times

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top