Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Migrantes LGBTI cubanos temen ataques homofóbicos en México

Estados Unidos

Migrantes LGBTI cubanos temen ataques homofóbicos en México

Ya habían cruzado EE.UU. con ayuda de activistas para esperar sus solicitudes de asilo, pero fueron regresados a México

Ya no se sienten seguros en los campamentos de migrantes, buscan refugio en otras zonas de Matamoros. (EL SOL DE MÉXICO).

Este domingo un grupo de seis migrantes, entre los que se incluyen cuatro cubanos, lograron cruzar la frontera de México hacia Estados Unidos para aguardar por sus solicitudes de asilo, en compañía de activistas de inmigración, sin embargo, fueron regresados a México dos días después.

De cuerdo al medio WBEZ, el grupo de migrantes, todos miembros de la comunidad LGBTQ+, incluía cuatro cubanos, uno de Honduras y otro de El Salvador, quienes lograron cruzar gracias a la injerencia de la directora ejecutiva del Proyecto de Acción Suburbana PASO-West, Mony Ruiz-Velasco.

Ruiz-Velasco llegó a Brownsville, Texas, acompañada de 10 organizadores, abogados y expertos legales de Chicago para ayudar a los solicitantes de asilo que aguardaban en Matamoros, México, en campamentos para migrantes.

Indicó que el caso de los migrantes LGBTQ+ tiene prioridad por representar una “población vulnerable”, que está siendo perjudicada por el programa “Permanecer en México”, que los obliga a esperar en este país la resolución de sus casos.

En el caso de estos seis migrantes se consideran “vulnerables” porque ya han recibido amenazas de muerte y han sido víctimas de ataques homofóbicos.

“Me temo que me matarán”, indicó Yidier, uno de los migrantes de Cuba perteneciente a la comunidad, quien describió que fue acosado y amenazado en un autobús de Matamoros, luego de que un grupo de hombres lo escuchara hablar.

Un par de migrantes también LGBTQ+ confesaron también haber sido intimidados mientras estaban en el campamento. “Todos estamos en peligro aquí…entendemos eso…pero estamos en mayor riesgo”, señaló Mary, también de Cuba.

Ella relató que su pareja había sido amenazada y atacada en el campamento de migrantes.

En el caso de los cubanos, confiesan haber escapado de Cuba durante el verano, huyendo precisamente del acoso y los ataques físicos de los que pueden ser víctimas dada la homofobia de la Isla, por lo que ninguno ve su retorno a Cuba como una opción.

Por ahora siguen buscando un lugar seguro en Matamoros para resguardarse, que no sea el campamento de migrantes, mientras los asesores de inmigración confían intentarán lograr que puedan superar el puesto de control y esperar del lado estadounidense.

“Hay niños pequeños, hay personas embarazadas, hay muchas personas que no deberían ser parte de este programa”, agregó Ruiz-Velasco.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top