Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

¿Por qué prohibieron las consignas políticas en el último partido de Cuba en Florida?

Estados Unidos

¿Por qué prohibieron las consignas políticas en el último partido de Cuba en Florida?

La idea de querer evitar un conflicto entre dos partes perpetuamente enfrentadas parece inverosímil para muchos

Diaz Canel singao

Frase “Díaz-Canel singao” en el pulóver de un opositor durante el juego de béisbol Canadá vs Cuba en el Torneo Preolímpico . (Foto: Periódico Cubano)

La situación era muy clara: los cubanos residentes en Florida, a los que el régimen de Cuba mantiene en exilio desde hace décadas, quisieron expresar su desacuerdo con el gobierno que los sacó de su país.

Cantos, gritos, carteles, fotos y camisetas, toda la indumentaria necesaria para lograr un objetivo: evidenciar su descontento con un gobierno comunista, que tras 62 años sigue aterrorizando a su pueblo y utilizándolo en su beneficio.

¿Qué fue entonces lo que falló durante el partido de béisbol este martes contra Canadá? ¿Por qué las autoridades que organizan el evento no permitiesen carteles de “Patria y Vida”, en el estadio Clover Park, en Port St. Lucie?

Si bien la manifestación de los cubanos fue en todo momento pacífica y acorde a la primera enmienda de La Constitución de los Estados Unidos de América, que ampara la libertad de expresión, las autoridades del estadio no permitieron el uso de pancartas, ni siquiera con el título de la canción protagonizada por Yotuel Romero, Descemer Bueno, el dúo Gente de Zona y los raperos Maykel Osorbo y El Funky.

No obstante, la acción de retirar a un opositor un cartel con la frase “Patria y Vida” despertó indignación entre los compatriotas de la Florida, que tienen aún latente el trauma de la represión que los llevó a emigrar hacia los Estados Unidos buscando todo lo contrario.

“Patria y Vida” se ha convertido, más que en el coro “pegajoso” de un tema musical, en el lema de una oposición que se ha resistido por décadas a su gobierno autoritario.

La contrapropuesta de la consigna comunista más popular (“Patria o Muerte” ), es la encarnación poética de todo lo que disidentes y opositores esperan lograr algún día en el lugar que los vio nacer, incluso si por ahora están fuera.

¿Sabrían esto las autoridades del estadio cuando le arrebataron su cartel a los cubanos en las tribunas? ¿Desde cuándo se prohibieron los carteles con consignas “políticas” en los estadios? Entrecomillado porque, aunque sí es una cuestión de política, también lo es el sentimiento de estar orgullosos de su cultura y su gente, y por su puesto, de su béisbol que es más antiguo que la dictadura.

Tan válido como el “Long Live the Queen” de Inglaterra, el “¡Viva México!”, el “God Bless America!”, o cualquier expresión de amor a un país, “Patria y Vida” resulta en una expresión de cariño y no de provocación. Cuba es el pueblo, no el régimen que la gobierna.

En este punto, la idea de querer evitar un conflicto entre dos partes que permanecen perpetuamente enfrentadas es inverosímil para muchos. Parece, más bien, que la respuesta podría estar en la influencia del decadente régimen de Cuba que, una vez más, se ha victimizado por las críticas que con tanto esmero se gana, pero con tanto repudio recibe.

Durante el partido entre Cuba y Venezuela, las protestas del exilio no fueron una sorpresa para el gobierno cubano, sus representantes como Edmundo García se enfrentaron a un sentido común y no a una opinión individual.

A donde apuntaran las cámaras podían verse las señales contra el régimen, contra Díaz-Canel, fotos en apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara… y de fondo, los cánticos de “Patria y Vida” y “Abajo la dictadura”, que superaban cualquier sonido proveniente de la acción en el campo de juego.

Gobierno cubano intentó, pero no pudo callar a los cubanos de la Florida

La reacción de victimismo y enojo que sobrevino a esa muestra tan grande, y tan potente, de rechazo hacia ellos, llevó a los dirigentes de la Isla a quejarse, y no solo a quejarse, a exigir, que se tomaran “acciones” para prevenir más incidentes de ese tipo.

La Federación Cubana de Béisbol envió una misiva a la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC por sus siglas en inglés) para exigir acciones contra las “provocaciones” ocurridas en su primer partido.

Según la entidad cubana, es “inaceptable” la muestra de un “espíritu contrario” al de un evento deportivo, y las provocaciones contra su equipo, aunque en realidad dichas “provocaciones” iban solo hacia los dirigentes, y no a los jugadores.

Este miércoles el propio Díaz-Canel culpó a estas manifestaciones de haber provocado la derrota de Cuba y su consecuente expulsión del Torneo Preolímpico.

Ya que la FCB y la WBSC tienen una relación amistosa histórica, en gran parte debido a que la organización internacional está presidida por el italiano Riccardo Fraccari, es posible que estas quejas hayan sido escuchadas.

Fraccari fue en el pasado amigo de Antonio Castro, hijo del dictador Fidel, cuando fungieron como presidente y vicepresidente, respectivamente, de la antigua Federación Internacional de Béisbol (IBAF). ¿Es posible que esos lazos aún pesen tanto como para influir en un partido “amistoso” celebrado en la “tierra de la libertad”?

Las acciones de este primero de junio en el juego contra Canadá parecen dar una muestra de que así es y de que las quejas del régimen cubano son rápidamente escuchadas, a diferencia de las de sus ciudadanos.

El repetidamente pasivo y lento accionar internacional con respecto a Cuba podría dar muestras de ello, cuando organismos como Naciones Unidas (ONU) o la Unión Europea (EU) aún respaldan al régimen y lo financian, pese a las múltiples denuncias.

En este punto, es difícil saber qué tanta influencia tiene Cuba a nivel internacional, y qué pudo llevar realmente a esta especie de censura en el estadio durante su segundo partido.

No puede descartarse, sin embargo, que de verdad se buscara únicamente evitar una confrontación física entre ambos bandos, como ha ocurrido tantas veces en juegos de fútbol de equipos con grandes rivalidades.

Sea como sea, lo cierto es que, aunque el equipo de Cuba perdió ambos partidos, sus exiliados lograron una victoria: poner en evidencia, frente a tantos medios y en un evento internacional, el carácter dictatorial del gobierno de la Isla y el fuerte rechazo que le tienen sus propios ciudadanos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top