Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

¿Quién paga la salud y la educación en Cuba?

Noticias de Cuba

¿Quién paga la salud y la educación en Cuba?

La salud y la educación la pagan los trabajadores cubanos. Desde los años 60 la plusvalía que se obtiene de su labor va a las arcas del Estado, el cual es el principal propietario de medios de producción en el país y único redistribuidor de esas riquezas.

La salud y la educación la pagan los trabajadores cubanos. Desde los años 60 la plusvalía que se obtiene de su labor va a las arcas del Estado, el cual es el principal propietario de medios de producción en el país y único redistribuidor de esas riquezas.

Foto granma

El pacto social inicial de la revolución le restó importancia al salario, la mayor parte de lo distribuido llegaba por igual a todos los ciudadanos. Con independencia de cuanto ganaran, recibían salud y educación gratuita, además de alimentos, ropa y transporte fuertemente subvencionados.

Se instituyeron topes salariales, convirtiéndose en el país de América con menor diferencia de ingresos entre pobres y ricos. Incluso los privilegiados no recibían sus beneficios a través del salario sino de premios (automóviles) o de accesos (turismo, viajes o tiendas especiales).

Aun teniendo en cuenta la existencia de estos privilegios Cuba seguía estando a un nivel de igualdad ciudadana muy superior al de Latinoamérica. No existía la extrema pobreza mexicana y ninguna persona en la isla tenía una fortuna como la de Carlos Slim.

No hay salud y educación gratuita en ninguna parte del mundo. Lo que existe son diferentes formas de conseguir esos dos servicios, una es la del “sálvese quien pueda”, la otra es la de hacer un fondo común entre todos los ciudadanos para dar cobertura universal.

La Revolución Cubana optó por la segunda, dar acceso a todos los ciudadanos sin importar su nivel de ingreso ni su aporte al Estado. Los recursos no salieron del bolsillo de Fidel Castro pero fue su gobierno el que priorizó los gastos en esos sectores.

Fue una decisión estratégica, igual que otros Estados de la región priorizaron las obras públicas o las telecomunicaciones. En todos los países la ciudadanía aporta al fisco, pero son los políticos los que deciden qué hacer con esas contribuciones.

Normalmente cuando un país entra en crisis lo primero que se recorta es en los gastos sociales y son los presupuestos de la salud, la educación y la cultura los primeros en llevarse el tijeretazo para “equilibrar” las cuentas fiscales.

Llegué a Cuba en enero de 1990, junto con la mayor crisis económica de su historia revolucionaria. Me sorprendió que los “recortes de presupuesto” empezaran por las Fuerzas Armadas (FAR) sin que esto provocara ninguna reacción contraria de los militares.

Las FAR redujeron radicalmente el número de efectivos, se dejó de importar armamento, trabajaron en los campos para comer, aprendieron a hacer negocios con el fin de autofinanciarse y se les exigió además una estrategia de defensa efectiva en esas condiciones.

Mientras esto ocurría a los militares, las escuelas de ballet mantenían abiertas sus puertas y 800 niños de todo el país acudían a clases. Entre ellos un mulato de una humilde barriada habanera, Carlos Acosta, quien más tarde bailaría en los principales escenarios del mundo.

En plena crisis mis hijos estudiaron la escuela primaria, hicieron la secundaria y terminaron el preuniversitario sin comprar libros ni pagar matrícula. Ni siquiera me cobraron el transporte, la comida y el hospedaje de los 3 años que estuvieron becados.

Tal vez yo hubiera alcanzado a pagar esos costos pero seguramente no habría podido aquel albañil, cuya hija estudió en la misma aula que el mío, en la vocacional de ciencias exactas. Y yo prefiero que sea así, prefiero que todos los chicos tengan las mismas oportunidades.

Me crié en Uruguay, un país donde la educación y la salud eran gratuitos. Ya adulto viví una década en Suecia, una nación en la que los niños tienen aseguradas ambas cosas desde que nacen y el Estado ofrece becas para todos los estudiantes que las pidan.

Seguramente esas experiencias han moldeado mis opiniones al respecto y por eso no puedo evitar sentir que el “sálvese quien pueda” nos sitúa más cerca del hombre de las cavernas que del ser humano que nos gusta creer que somos.

Con los cambios económicos Cuba está obligada a encaminarse hacia un nuevo pacto social donde el salario tenga una mayor importancia. Ojalá se pueda realizar sin perder ese “fondo común” con el cual se financia la salud, la educación, los deporte y la cultura.

Estos avances sociales pueden parecer algo “natural”, pero no lo son. Si desaparece la voluntad política de priorizarlos en el presupuesto o si la economía nacional es incapaz de financiarlos, pueden evaporarse y junto a ellos se perderá la igualdad de oportunidades.

Tomado de: Blog cartasdesdecuba (autor Fernando Ravsberg)

 

Continuar leyendo
Advertisement
Te puede interesar...
Click para comentar

0 Comentarios

  1. Lic. Pierre Millet

    2 abril, 2017 at 2:20 pm

    Con todo mi respeto a la libertad de expression de los que puedan no estar de acuerdo con este comentario mio y es el siguiente: -que la economia de mercado o bien el comercio libre, dado a las iniciativas e iventivas de muchas inteligencias que abundan por todas partes, es la que realmente puede solventar las necesidades siempre creciente de los grupos humanos. Las constants competencias por la obtencion de la major calidad possible en todo lo que se produce, es la clave de aliviar los altos costos de la vida en muchas comunidades desarrolladas del mundo.. La prepracion cultural y cientifico-tecnico de todos es la llave del exito, para no tener que ser “carga publica” de ningun sistema politico-administrative, que nos tengs que dar de forma “gratuita” las necesidades en educacion, salud, vivienda, etc.

    Los governantes, o cualquier funcionario publico a sus diferentes niveles de direccion, deben de ser y lo son servidores de quienes los eligen en sus respectivos cargos administrivos, son los llamdos a trasmitir las inquietudes de sus electors a sus niveles superiores y luchar a toda costa, porque a cada quien se les otorgue lo que realmente merecen, sin mantener posiciones de solamente “cuidar sus posiciones” politicas y/o administrativas.

    Volviendo a la Economia de Mercado, y al Sistema de libre empresas, aqui EE. UU. hay siempre un fondo en el Tesoro Nacional, de billones de dolares, en disposicion de las personas, que realmente lo necesitan para solventar sus problemas de salud, educacion, vivienda y alimentacion. Esto se corporifica a traves del Sistema de Medicare (para adultos mayores) y Medicaid (para los ninos, jovenes y adultos en general), dado a que millones de personas cuentan con ambos sistemas de salud, completamente gratis, asi como el Sistema de Estampillas para Alimentos (Food Stamp) y la Agencia Federal de Viviendas (H.U.D.), que propicia viviendas gratis a todo el ciudadano que lo necesite, siendo estas instalaciones con adecuados niveles de limpieza e higiene, ademas de la seguridad personal para sus ocupantes, dotadas ademas con Sistema de Climatizacion 24 horas al dia y los siete dias de la semana y los servicios medicos que son gratuitos, tambien cuentan con in servicio de taxis, a la aeleccion del usuario, que los transporta desde su hogr hasta los centros asistenciales y de retorno a sus hogares, tambien completamente gratis, pues el presupuesto de los gobiernos locales cubren todos esos gastos, ademas de los medicamentos a todos los que califiquen para ello.

    Ademas de todo lo anterior, en EE. UU. todos conocemos el numero telefonico 911, que es para las urgencias, tanto medicas, bomberos o policiacas, que se personan en cualquier sitio de las ciudades en breves minutos, para brindarles asistencias en parmedicos, bomberos o policias, a cualquiera que lo necesite. Todo ello tambien es completamente gratis y solo es possible en una economia de Mercado, donde tambien se preserva la salud, education, alimentcion y hogar, a todo quien lo necesite y con la major calidad possible, caso contrario tambien los usuarios tienen el derecho a su reclamacion y a tener respuestas concretas a las mismas.

    Gracias.

  2. Allejandra Xiques

    1 abril, 2017 at 9:04 am

    Asi es Cuba….esperemos que lo siga siendo por siempre!!

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio

Noticias más leídas

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Farádula

Advertisement

Obituario

Advertisement

Cocina

Advertisement

Opinión

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Mundo

Advertisement

EE.UU

Advertisement
Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top