Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Realizan Santa Misa en honor a las víctimas del incendio en Matanzas

NOTICIAS DE CUBA

Realizan Santa Misa en honor a las víctimas del incendio en Matanzas

Monseñor Juan Gabriel Díaz Ruiz pidió descanso eterno para las víctimas del incendio

Misa en honor a los fallecidos en incendio de Matanzasjpg

Durante la Santa Misa se pidió el descanso eterno para los fallecidos en el incendio de Matanzas y se oró por los heridos. (Foto: Henry Delgado Manzor-Facebook)

Una misa en honor a las víctimas del incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas fue realizada este martes 30 de agosto en la Catedral de San Carlos Borromeo, de la ciudad.

Monseñor Juan Gabriel Díaz Ruiz, Obispo de la Diócesis de Matanzas, concelebró la ceremonia junto a Monseñor Manuel Hilario de Céspedes García-Menocal, Obispo Emérito de Matanzas.

Según informó el usuario en Facebook, Henry Delgado Manzor, en la celebración eucarística se “pidió por el descanso eterno de todos los fallecidos” y la iglesia expresó su acompañamiento espiritual a los familiares de los difuntos.

Advertisement

Durante la Santa Misa, una integrante de la Cruz Roja cubana y un bombero, “presentaron al Obispo las ofrendas del pan y del vino con el agua, símbolo espiritual donde se recoge la vida, los sufrimientos, las oraciones y el trabajo de todos los presentes, que se unen a los de Cristo en una única ofrenda”.

Los asistentes también agradecieron el accionar de quienes colaboraron la extinción del incendio y oraron por los lesionados, que aún permanecen hospitalizados.

Advertisement

El pasado 5 de agosto, el impacto de un rayo provocó un incendio de grandes dimensiones en la Base de Supertanqueros, ubicada en la zona industrial de la ciudad de Matanzas. Como consecuencia, resultaron lesionadas 146 personas y 16 fallecidas, entre estos últimos jóvenes alistados en el Servicio Militar Obligatorio.

Las cuantiosas pérdidas materiales quedaron opacadas por el dolor de quienes perdieron a sus seres queridos en esa tragedia. Las llamas solo fueron controladas cinco días después de que comenzó el incendio, y debido al tiempo de exposición al fuego y la magnitud del mismo, fue imposible identificar a algunas víctimas.

“En un horno incinerador de cadáveres como los que hay en Cuba o en cualquier país del mundo, en dos horas, a 800 grados centígrados, se convierte en ceniza un cuerpo. De forma tal que, partiendo de este concepto, la primera modelación que hicimos era que si las condiciones ahí fueron por el efecto de las llamas podía haberse desaparecido todo”, explicó Jorge González Pérez, presidente de la Sociedad cubana de Medicina Legal.

Advertisement

El especialista indicó el pasado 17 de agosto que la “identificación absoluta” de los restos óseos hallados tras el incendio era imposible, algo que su equipo sabía antes de comenzar las búsquedas de los restos óseos.

“La primera modelación era que no íbamos a encontrar nada y que todo era ceniza disuelta en el combustible que se había derramado”, dijo González Pérez en conferencia de prensa.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top