Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Reducir el consumo para afrontar la “compleja situación” energética de Cuba es la estrategia del Gobierno

Noticias de Cuba

Reducir el consumo para afrontar la “compleja situación” energética de Cuba es la estrategia del Gobierno

Funcionarios del Ministerio de Energía y Minas advirtieron que solventar la crisis requerirá cientos de millones de dólares que el país no tiene

 Reducir el consumo para afrontar la “compleja situación” energética de Cuba es la estrategia del Gobierno

De acuerdo con la intervención televisiva del ministro, “instalar 1 MW de potencia nueva puede costar alrededor de uno a 1.6 millones de dólares, en dependencia de la tecnología”. (Foto: UNE-Facebook)

Funcionarios del Ministerio de Energía y Minas (Minem), incluido el titular del sector, Liván Arronte Cruz, señalaron en la Mesa Redonda de este miércoles que la estrategia para afrontar la “compleja situación” energética de Cuba es reducir el consumo de electricidad.

Arronte Cruz agregó que además de ir recuperando paulatinamente la capacidad de generación, está en marcha “un programa de contingencia dirigido a reducir la demanda y el consumo de electricidad mientras dure la situación de emergencia”.

La disponibilidad de energía es uno de los pilares fundamentales para que un país tenga crecimiento económico. Por eso, la revelación de los planes gubernamentales resulta alarmante, ya que en realidad no están enfocados en resolver los problemas, sino en disminuir el consumo, coartando las posibilidades de mejoras del nivel de vida de la población.

Advertisement

Los funcionarios alegaron que componer el actual estado de las termoeléctricas del país es muy costoso y el régimen no cuenta con ese dinero. En los reportes de la Unión Eléctrica (UNE) que hacen un recuento diario de los apagones, generalmente aluden a que el déficit de electricidad es superior a los 700 MW.

De acuerdo con la intervención televisiva del ministro, “instalar 1 MW de potencia nueva puede costar alrededor de uno a 1.6 millones de dólares, en dependencia de la tecnología”.

“Por ejemplo, un mantenimiento capital en una central termoeléctrica demora entre siete y ocho meses, a veces hasta un año, y requiere enormes volúmenes de recursos”, acotó.

Advertisement

En consecuencia, no se vislumbra una mejoría del sistema, pues mientras unas unidades se recuperan, otras tienen que entrar inevitablemente en mantenimiento. “Es un balance. Aunque algunas unidades recuperen capacidades de generación, en otras se pierden, porque hay que pararlas para darles mantenimiento. Por tanto, hay que entender que algunas unidades se recuperan y otras salen, para darles mantenimiento y recuperarlas”, explicó Arronte Cruz.

No obstante, el ministro prometió una leve mejoría a corto plazo. “Antes de concluir el año, es posible que el sector recupere 489 MW de potencia, que hoy no están disponibles, de los cuales 291 MW son por limitaciones tecnológicas en centrales térmicas y 198 MW en la generación distribuida”.

“Además, se proyecta incorporar, con otras inversiones, 531 MW”. Esas “otras inversiones” pudieran ser más centrales termoeléctricas flotantes como las contratadas a Turquía y que abastecen a la capital del país desde su anclaje en las costas de esa provincia.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos de la Farádula

To Top