ÚLTIMA HORA: USCIS notifica sobre cierre de su oficina en La Habana
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Requisitos para uso de drones en Cuba

Noticias de Cuba

Requisitos para uso de drones en Cuba

Resulta necesario regular y agilizar el proceso de autorización de uso de drones en Cuba sin perder de vista la seguridad nacional

(INTERNET)

De acuerdo a reportes de Havana Times, el proceso de aprobación en Cuba para el uso legal de un sistema aéreo no tripulado, resulta ser un ciclo demasiado largo que puede tardar más de 30 días, pues requiere al menos cinco permisos de organismos diferentes. Intervienen en el asunto instituciones tales como la Autoridad de Aviación Civil de Cuba (IACC), las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior, el gobierno local en todos los lugares donde filma e incluso en algunos casos el Ministerio de Ciencia o la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Al respecto, Neissy Delgado Rodríguez, productora con más de cinco años de experiencia en la filmación con drones, explica que  “Cuando los proyectos cinematográficos son institucionales: comerciales, largometrajes, documentales o series, no se toman con tanta prisa porque hay un período de tiempo para esperar a que llegue la autorización. En este tipo de proyectos, ya saben qué disparos específicos quieren y en qué momento”

No todo el personal es autorizado para operar un sistema de este tipo, pues el IACC dispone de una lista restringida. Entre los pasos para la obtención del permiso, el especialista debe efectuar una solicitud oficial para la filmación, en donde especifique el tipo de dron y cámara que utilizará en la actividad.

Asimismo, el piloto es sometido a un riguroso examen de salud y agilidad para que le sea otorgada su licencia de operación. Adicionalmente, Neissy comenta que solo conoce a siete personas que cuentan con esta licencia y trabajan para proyectos artísticos. Dichas personas conforman el club de aviones modelo del Parque Lenin, en donde casualmente es el único espacio al aire libre donde se permite el vuelo de aviones no tripulados, aeromodelos y pequeños helicópteros con fines deportivos.

En el caso de la filmación de videos musicales, que constituye el más frecuente en Cuba, debido a la corta duración del rodaje no resulta factible perder tanto tiempo para solicitar un permiso. En estas circunstancias juegan un papel fundamental los pilotos sin licencia que ofrecen un servicio a menor costo y mayor rapidez pero con la etiqueta de ilegal.

Varios cineastas aseveran que nunca pidieron autorización para el uso de estos dispositivos. Uno de los cineastas entrevistados que alquila drones, entre ellos un  Phantom 4 por valor diario de 200 CUC, cuenta:

“Tienes dos opciones: o te pones en línea y filmas sin consentimiento, que es lo que muchos de nosotros hacemos, o comienzas un proceso interminable de redtape que de todos modos podría terminar negándote la autorización. Para las productoras de cine independiente que recién están comenzando, la primera opción es la única válida que tenemos”.

Entre los riesgos de volar un avión no tripulado sin documentación se encuentran además de ser decomisado se corre el riesgo de perder la posibilidad legal de obtener uno nuevo.

En el 2017 la Aduana de la República de Cuba realizó una advertencia de no recomendación sobre la entrada de estos dispositivos. “Se aconseja a los pasajeros que viajan a Cuba que se abstengan de importar este tipo de dispositivos, gracias de antemano”, pues a pesar de que la persona cuente con licencia de piloto modelo de club de aviación, el equipo puede ser confiscado.

La mayor parte de los aviones de este tipo que circulan en Cuba entraron en fecha antes a la aprobación de esta regulación o fueron introducidos ilegalmente.

Ante estas trabas burocráticas, cienastas como Rojas, prefieren no asumir riesgos y solicitar información sobre los servicios DTS, pues esta productora, de la cual forma parte Neissy Delgado Rodríguez, gestiona todos los permisos y autorización necesarios.

Este equipo de trabajo está representado por RTV Comercial y algunos cineastas independientes y la mayoría de las veces son contratados por compañías estatales vinculadas al turismo y la publicidad.

Al respecto Neissy menciona: “Hoy en día, no podemos imaginar una película sin hermosas tomas aéreas, que son esenciales hoy en día, pero por supuesto tiene sentido que los intereses artísticos deben ser considerados cuidadosamente con las normas de seguridad en mente”. “Imagina que mientras estás filmando un concierto, las hojas de fibra de vidrio de 50 cm que pesan varias libras caen en parte de la multitud”.

Estos dispositivos aéreos no tripulados representan un reto para el marco legal de muchos países, pues constituyen una necesidad y a la vez un riesgo. Es por ello que urge regular y agilizar este proceso de autorización de uso en Cuba sin perder de vista la seguridad nacional.

Actualmente, los productos cinematográficos filmados en Cuba han mejorado indiscutiblemente su calidad de imagen y proyección gracias al uso de los drones (autorizados o no), como dispositivos de desarrollo para el cine cubano.  Hay que atemperarse a estos tiempos en donde la tecnología es una dimensión del desarrollo.

Con información de: CUBA EN MIAMI

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias de Cuba

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Suscríbete Gratis a Periódico Cubano

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

EE.UU.

Advertisement

Mundo

Advertisement

Farádula

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Opinión

Advertisement

Obituario

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Cocina

Advertisement

Noticias más leídas

Advertisement

Suscríbete Gratis a Periódico Cubano

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top