Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

The Washington Post: Raúl Castro podría morir sin rendir cuentas por sus crímenes

Estados Unidos

The Washington Post: Raúl Castro podría morir sin rendir cuentas por sus crímenes

El artículo señala que el militar cubano “tiene más que un poco de sangre en las manos”

raul castro podría morir sin pagar por crimenes de guerra

El columnista del diario norteamericano también recordó la participación de Raúl Castro en la Causa 1 de 1989 cuando fue fusilado Arnaldo Ochoa. (Foto: Tomada de Cubadebate)

Charles Lane, periodista de The Washington Post señaló en uno de sus más recientes artículos, que el sucesor de Fidel, su hermano Raúl Castro podría morir al igual que él sin haber rendido cuenta por los crímenes cometidos.

“La salida cuidadosamente organizada de Raúl hace que tal ejercicio de justicia retrospectiva para Cuba sea poco probable durante su vida”, escribió Lane al referir que al dictador se le debió haber practicado una investigación similar a las llevadas a cabo en las transiciones de poder ocurridas en Chile, El Salvador, Sudáfrica y Europa del Este.

Según el periodista los medios se han centrado en las implicaciones que tiene para Cuba la salida del poder del militar, no obstante él considera que “se debe prestar más atención a las implicaciones para el pasado de Cuba, específicamente, los crímenes y errores de los últimos 62 años del gobierno de Castro”.

Aunque Raúl haya querido dar en los últimos tiempos una figura de abuelo y reformista, Lane señala que “tiene más que un poco de sangre en las manos” al enumerar varios de los crímenes que cometió, sobre todo en la guerrilla.

Se refiere además a una fotografía que muestra al General de Ejército, vendando los ojos en la Sierra Maestra a un “traidor” minutos antes de ser sometido por un pelotón de fusilamiento.

El reportero del Post señaló otros crímenes del hermano menor de Castro como “la supervisión de las ejecuciones sumarias de unos 70 presuntos ex policías y soldados de Batista, cuyos cuerpos fueron arrojados a una zanja; y la creación de los campos de trabajo forzado UMAP, dirigidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias, bajo su mando”.

“La transición de Cuba acerca a Raúl Castro, de 89 años, al día en que él, al igual que su hermano Fidel, quien le entregó a Raúl el control político total en 2011 y falleció a los 90 en 2016, puede morir sin tener que rendir cuentas por lo que hizo en el poder”, aseveró Lane.

“No existía tal justificación para los campos de trabajos forzados en los que 35.000 cubanos, en su mayoría hombres homosexuales, testigos de Jehová y otras personas consideradas necesitadas de reeducación por el trabajo, fueron internados entre 1965 y 1968. Las condiciones eran brutales; unos 70 murieron por tortura y 180 se suicidaron”, rememoró el reportero especializado en política económica y fiscal.

El columnista del diario norteamericano también recordó la participación de Raúl Castro en la Causa 1 de 1989 cuando fueron fusilados Arnaldo Ochoa, el General de División de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el coronel del Ministerio del Interior Antonio de la Guardia; el capitán Jorge Martínez, de las FAR; y el mayor Amado Padrón, del MININT.

“Fidel y Raúl ejecutaron a cuatro de sus más allegados por cargos falsos de traición y tráfico de drogas, cuando el verdadero delito fue desafiar la autoridad de los hermanos Castro”, señaló.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top