Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

USCIS analiza huellas dactilares antiguas para revocar “Tarjeta Verde” y ciudadanía a inmigrantes

EE.UU.

USCIS analiza huellas dactilares antiguas para revocar “Tarjeta Verde” y ciudadanía a inmigrantes

USCIS está investigando miles de viejos registros y archivos de huellas dactilares para determinar si los extranjeros hicieron declaraciones falsas o fraudulentas en sus intentos de obtener residencia en los Estados Unidos

Francis Cissna

Francis Cissna, director del Servicio de Ciudadanía en Inmigración (USCIS) de Estados Unidos

La presión del gobierno de Donald Trump en materia de inmigración es fuerte y en severo recrudecimiento. El gobierno estadounidense está analizando las huellas dactilares de inmigrantes de hace décadas en un esfuerzo para quitar la “Green Card” y ciudadanía a inmigrantes que mintieron o falsificaron sus nombres a la hora de regularizar su situación migratoria.

De esta forma la revocación de la ciudadanía, tratada durante mucho tiempo como una medida drástica reservada para extranjeros que cometen crímenes atroces o actos de fraude, se convierte en la nueva pena máxima para combatir el fraude migratorio.

Bajo el nuevo plan del USCIS, anunciado por su director Francis Cissna, se informó que la agencia está investigando miles de viejos registros y archivos de huellas dactilares para determinar si los extranjeros hicieron declaraciones falsas o fraudulentas en sus intentos de obtener residencia en los Estados Unidos.

Huellas dactilares
Las huellas dactilares recogidas en la década de 1990 se comparan con las impresiones más recientes proporcionadas por extranjeros que solicitan la residencia legal y la ciudadanía estadounidense.

Si las huellas dactilares de décadas acumuladas durante una deportación concuerdan con las de alguien que no divulgó esa deportación en su solicitud de naturalización o que usó un nombre diferente, esa persona podría ser blanco de una nueva división de investigación con sede en Los Ángeles.

Francis Cissna afirmó que está contratando “docenas de abogados y oficiales de inmigración” con el fin de revisar casos de naturalización para detectar aquellos en los que solicitantes que tenían orden de deportación pudiesen haber utilizado falsas identidades para permanecer en el país y así conseguir la ciudadanía estadounidense.

Cissna añadió que a quienes se identifique en ese caso serán remitidos al Departamento de Justicia para que se proceda ante una corte a retirarles la ciudadanía e, inclusive, podrían ser acusados penalmente por fraude. Y ciertamente revocar la ciudadanía a quienes usaron identidades falsas o usurpadas o que eran inelegibles por tener procesos previos de deportación se justificaría legalmente.


“Puede pasar algún tiempo hasta que lleguemos a su caso, pero llegaremos a ellos”, dijo Francis Cissna de forma categórica.

No se trataría en algunos casos de una mera suposición, pues en septiembre de 2016, al final del gobierno de Barack Obama, se identificó que cerca de 315,000 registros de huellas digitales de personas que fueron deportadas o condenadas por un delito no fueron incluidas en la base de datos del Departamento de Seguridad Nacional que verifica los antecedentes de los inmigrantes que solicitan residencia o ciudadanía. Eso no significa que todas esas personas estén necesariamente en situación improcedente, pero ese reporte sí ubicó 800 casos de personas que fueron deportadas y que luego utilizaron una identidad distinta para obtener la ciudadanía.

En el pasado se han dado casos de “desnaturalización” o revocación de la ciudadanía estadounidense, pero en general han sido escasos y por razones muy concretas. Por ejemplo, personas que mintieron al presentar su solicitud sobre su implicación en crímenes de guerra.

Pero, ahora, las autoridades al parecer se disponen a analizar con más detalle, sobre todo para identificar y “desnaturalizar” a aquellos que ocultaron que estaban en situación de deportación y/o usaron identidades falsas para obtener su ciudadanía, privilegio que en esa condición no debieron haber obtenido.


Un caso al respecto sucedido a principios de este año es el de un hombre de origen indio que entró al país en 1991 con el nombre de Davinder Singh, se le impuso en 1992 una orden de deportación pero poco después solicitó asilo con el nombre de Baljinder Singh. Se casó luego con una estadounidense y con el tiempo obtuvo la residencia y la ciudadanía. Las autoridades le despojaron, por orden de un juez, de su ciudadanía por no haber mencionado que previamente estuvo sujeto a deportación y haber usado una identidad diferente.

Se ha dicho que USCIS solo pretende perseguir a quienes mintieron o engañaron deliberadamente durante su proceso de naturalización y no a quienes cometieron errores u omisiones sin intención. Y, de acuerdo a Cissna, al gobierno no le interesan casos con discrepancias menores, como expedientes de personas de origen latinoamericano que tienen dos apellidos.


Pero algunos han alertado que hay detalles en el proceso de naturalización que podrían ser interpretados de modo muy abierto y, en ese sentido, muchos residentes o naturalizados podrían ser considerados sospechosos.

 

Fuente: Eldiariony

 

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Lic. Pierre Millet

    21 junio, 2018 at 3:44 pm

    Realmente que este es un pais de leyes, las cuales todos los que pretendan vivir aqui deben de respetar al pie de la letra, mentirle a un Funcionario Federal en temas de Inmigracion y Ciudadania resulta ser un delito grave, que se puede reprimir hasta con privacion de Libertad, y la perdida de sus presuntos derechos a la residencia permanente y la ciudadania por la via del proceso de Naturalizacion, todo lo cual es un privilegio que solo pueden obtener todos los que cumplen con todos los requisitos establecidos en dicha ley, que en ello incluye el buen character moral del solicitante.

    Mi recomendacion siempre ha sido, de escribir claramente toda la verdad en los formularios de Inmigracion, ratificando todo ello en la primera entrevista con el Oficial de Inmigracion designado, obviamente bajo el Juramento de que todo es verdad, caso contrario se integra el delito de Perjurio, que trae al traste con todo su proceso, con las consecuencias de la perdida de sus derechos al respecto.

    Muchas Gracias.

  2. Juana Perez

    21 junio, 2018 at 2:30 pm

    mejor conocida por residencia,no entiendo porque le andan diciendo tarjeta verde,ojala y les brinden la ayuda necesaria a los pobres inmigrantes.

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en EE.UU.

Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio

Noticias más leídas

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Farádula

Advertisement

Obituario

Advertisement

Cocina

Advertisement

Opinión

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Mundo

Advertisement

EE.UU

Advertisement
Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top