Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Violencia sexual en Cuba: ¿Cómo identificarla y qué hacer en estos casos?

Noticias de Cuba

Violencia sexual en Cuba: ¿Cómo identificarla y qué hacer en estos casos?

Muchos casos de abuso sexual pasan desapercibidos porque las víctimas no lo identifican como tal

Marcha contra la violencia de género. (Foto de referencia Asamblea Nacional del Ecuador-Flickr)

Marcha contra la violencia de género. (Foto de referencia Asamblea Nacional del Ecuador-Flickr)

La violencia sexual se ha convertido en uno de los graves problemas sociales de Cuba, invisibilizada ante la falta de una ley que prevenga y aborde este tipo de delitos, desde una perspectiva de género y con acompañamiento a las víctimas.

La falta de legislación al respecto en Cuba ha impedido por hasta ahora se realicen labores de prevención, que incluyan educar a la población al respecto.

Asociaciones feministas como Alas Tensas y Yo Sí Te Creo en Cuba, han pedido por años la implementación de una Ley Integral contra la Violencia de Género, que contemple esta y otras dinámicas que comiencen con la erradicación de la violencia sexual desde la raíz.

¿Cómo identificar un caso de abuso sexual?

Lo ideal, no solo en Cuba, sino en cualquier país, sería educar a niñas y niños desde los niveles básicos de escuela sobre el riesgo de sufrir abuso sexual y los tipos en que este puede ocurrir.

Enfatizar que no necesariamente se requiere del sometimiento físico para considerar un acto como violación es primordial, y es algo que es necesario que no solo los niños entiendan.

Los adultos, y en especial con las mujeres, necesitan orientación sobre lo que constituye un abuso sexual, pues por lo general, se tiene la creencia de que la mayoría de las violaciones ocurren en callejones obscuros, a manos de extraños.

Aunque estos casos existen, la realidad es que la mayor parte de los abusos sexuales son perpetrados por conocidos, amigos o familiares, muchas veces en la propia vivienda de la víctima.

Cómo distinguir si hay consentimiento. (Foto Colectivo Consentimiento).

Cómo distinguir si hay consentimiento. (Foto: Colectivo Consentimiento).

Muchas mujeres aún consideran como una “obligación” el satisfacer las necesidades de sus parejas, ya sean novios o esposos, y ceden a presiones, chantajes o por miedo, a tener relaciones sexuales, pensando que es “normal”.

Otras veces, bajo los efectos de alcohol u otra droga, el agresor anula la voluntad de su víctima, sosteniendo relaciones mientras esta está inconsciente, o con menos fuerzas.

La intimidación, sin necesidad de golpes o agresión física, también puede forzar a alguien a realizar actos contra su voluntad, y en este caso particular, muchos hombres ni siquiera logran identificar cuando su pareja no está consintiendo a mantener relaciones.

Lo cierto es que, si la pareja en cuestión no accede voluntariamente al acto, si en cambio permanece callada, resignada; no dice que no ni detiene al hombre, pero evita el contacto visual o permanece inmóvil, todo esto es señal de que no existe el consentimiento.

El consentimiento es lo principal al momento de planear tener relaciones con alguien, y siempre que sin haberlo se insista a concretar el acto, se trata de una violación.

Consentimiento sexual. (Foto ISOCA, Alerta Social)

Consentimiento sexual. (Foto ISOCA/ Alerta Violeta)

Sin embargo, hay factores que pueden afectar ese consentimiento, como la manipulación y el chantaje, en los que una víctima accede, pero para evitar que el agresor haga algo más (lastimar a alguien, exponerla de algún modo, etc.) o porque se le engañó con ese fin.

Es por esto que las relaciones sexuales entre adultos y menores son ilegales, aun cuando la diferencia de edad sea mínima (alguien de 19 y alguien de 17, por ejemplo), y aun cuando el menor en cuestión consienta al acto.

La Declaración de los Derechos del Niño, considera que un niño lo es hasta los 18 años, y antes de ese periodo es un ser en formación, que debe ser protegido y que no puede consentir a actos sexuales.

Identificar que se es víctima de abuso, o que alguien cercano lo es, es el primer paso para tomar acciones legales contra los agresores, y buscar atención psicológica para superarlo.

¿Qué se hace en caso de abuso?

En entrevista para la revista Bohemia, Lilian Rosa Burgos, psicóloga e investigadora feminista, especialista en Psicología Clínica, colaboradora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), explica cómo proceder en caso de una agresión sexual.

Su primera recomendación para quienes conozcan a alguien que haya sido víctima de cualquier tipo de violencia, es que crean en su testimonio, sin cuestionar, juzgar, ni responsabilizar a la víctima, recordando que es eso, una víctima y que el único responsable por los hechos es el agresor.

“Cuando una persona sufre violencias, puede llegar a sentirse muy vulnerable. La violencia, de cualquier tipo, tiene un impacto notable en la psiquis. Es importante sentir que las personas cercanas afectivamente nos apoyan y están con nosotros en un momento tan difícil”, explicó a Mariana Camejo del citado medio.

Burgos recalcó la importancia de que la víctima reciba atención médica y psicológica de inmediato, así como orientación legal.

Protocolo para mujeres víctimas de violencia. (Foto Yo Sí Te Creo en Cuba-Facebook)

Protocolo para mujeres víctimas de violencia. (Foto: Yo Sí Te Creo en Cuba-Facebook)

Es de suma importancia la prontitud con que se busca ayuda, pues más allá del shock o el miedo que tenga la víctima tras la agresión, es necesario que las autoridades evalúen las pruebas en su favor.

Ya que en la mayor parte de estos casos se trata de delitos sin testigos, y a que no existe un protocolo para atender estos casos en las instituciones, la credibilidad de la víctima es muchas veces puesta en duda en las instancias jurídicas.

La abogada penalista con experiencia en casos de violencia, Ginett del Solar, explica que a partir de que se hace la denuncia se pone en funcionamiento la maquinaria de instrucción para la investigación.

“Desde el punto de vista técnico, para nosotros como juristas, mientras más tiempo transcurra entre el hecho y la formulación de la denuncia, más evidencias irán desapareciendo”, señala.

Es por ello que es importante que se tome acción legal cuanto antes, mientras las lesiones físicas están presentes, y las psicológicas son más notables.

Protocolo para mujeres víctimas de violencia 2. (Foto Yo Sí Te Creo en Cuba-Facebook)

Protocolo para mujeres víctimas de violencia 2. (Foto: Yo Sí Te Creo en Cuba-Facebook)

Por desgracia, la revictimización en las instancias jurídicas encargadas de proveer justicia, también es una constante en Cuba.

Muchos han sido los casos en que los agresores no son imputados a pesar de las pruebas presentadas por sus víctimas con respaldo médico y psicológico.

A pesar de todo, siempre es mejor tratar de buscar acompañamiento legal y que los casos no queden impunes, pues esto es primordial en la recuperación de la víctima y su empoderamiento, para que vuelva a sentirse segura y, en el mejor de los casos, lo esté.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top