Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Abogados de la Corriente Agramontista denuncian “desastrosa situación” que el PCC provoca en Cuba

Noticias de Cuba

Abogados de la Corriente Agramontista denuncian “desastrosa situación” que el PCC provoca en Cuba

Afirman que el pluripartidismo y la libertad de mercado son necesarios para el progreso en Cuba, pero no llegarán con el PCC en el poder

El Granma afirma que el Partido Comunista no “limita la democracia ni el debate”

Abogados cubanos afirman que es necesario cambiar de gobernantes para progresar. (Granma)

Abogados integrantes de la corriente agramontista en Cuba emitieron una declaración este lunes, donde denuncian la “desastrosa situación” que enfrenta la Isla.

Los juristas denunciaron lo obsoleto del sistema político y económico de Cuba, y la insistencia de los dirigentes en conservarlo “con sangre y fuego” a pesar de las pruebas existentes en la Isla, en Europa y Asia, de que el socialismo no funciona.

En opinión de los agramontistas, “el país está detenido en el tiempo e incluso involuciona”, mientras los dirigentes se niegan a escuchar las necesidades de la población y ceder a dejar de controlar todos y cada uno de los aspectos sociales y económicos de la Isla.

“En lo social, vemos una población alienada, sin posibilidad de expresar lo que piensa o siente, embrutecida cual rebaño y que solo ansía escapar hacia cualquier lado”, explica el comunicado.

“En lo económico, constatamos que se ha optado por un capitalismo monopolista de Estado, disfrazado de una forma sui generis de socialismo, que impide el desarrollo de las fuerzas productivas. Estas últimas están bloqueadas con prohibiciones legales y administrativas, altas cargas tributarias, burocratismo y la presión moral que significa que los emprendedores, conforme a la arcaica teoría marxista-leninista mantenida a ultranza, sean considerados vulgares ´explotadores´”, añade el documento.

En la víspera del inicio del 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), los abogados criticaron duramente la administración, señalando que el unipartidismo es una falta de libertad para el pueblo, que no puede elegir a sus gobernantes.

“Reconocemos también que, en una sociedad cualquiera, puede y deber haber una ‘fuerza política dirigente superior’ del Estado. Pero creemos que tal condición sólo debe derivarse de la voluntad del pueblo soberano, expresada libremente en la mayoría de votos que, de manera espontánea, los electores hayan otorgado a una fuerza política determinada; y esto, además, por un número limitado de años y en un proceso pluralista, en el cual haya habido la posibilidad de escoger entre propuestas diversas”, agregaron.

Asimismo, se enfatizó el papel de la llamada “Tarea de Ordenamiento” en la agudización de la crisis económica a causa de “una inflación brutal”.

El documento explica que en medio de la pandemia de COVID-19, el gobierno no solo no dictaminó ningún apoyo para que su población solventara la falta de turismo y el desempleo subsiguiente, sino que además empeoró la situación aumentando las tarifas de todo.

“A la ineficacia consustancial a este sistema antihumano se ha unido ahora un fenómeno universal como la pandemia de la COVID-19, así como otro desastre puramente nacional: la mal llamada ‘Tarea Ordenamiento’. Para realizar esta rebaja masiva de los ingresos reales de los cubanos de a pie, se aumentaron los salarios y pensiones, pero los precios de bienes y servicios fueron incrementados en medida mucho mayor, desatando una inflación brutal”, explicó.

“Todo este conjunto de circunstancias determina que, en la Cuba de hoy, se pueda hablar de la existencia de una profunda crisis humanitaria”, agregó el comunicado.

El documento cerró aclarando que el cambio democrático que Cuba requiere no vendrá de los gobernantes que la manejan actualmente y que han permanecido en el poder por seis décadas, sino que es necesario un cambio de poder y de sistema para progresar.

“Es necesario que los congresistas hallen una solución a la honda crisis económica, social y política en la que está hundido el país. Es menester que se inicie el cambio profundo —no cosmético— que Cuba necesita desesperadamente. Y quienes inicien ese proceso no deben ser los mismos ancianos que llevan más de sesenta años ejerciendo el poder, y haciéndolo muy mal”, concluyó el texto.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top