Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Se hizo un collar con la oreja de su víctima

EE.UU.

Se hizo un collar con la oreja de su víctima

El asesino se ensañó con su víctima, además le sacó los ojos y los puso en una taza para comérselos

Michael Hernández, estranguló a su compañero de celda, le cortó una oreja y le sacó los ojos (FUENTE: EL NUEVO HERALD).

Michael Hernández, estranguló a su compañero de celda, le cortó una oreja y le sacó los ojos. (FUENTE: EL NUEVO HERALD)

Cual admirador de Van Goh, Michael Hernández Jr. , protagonizó un siniestro episodio en la cárcel de Florida, donde se encuentra preso desde el 2004, por haber asesinado a una mujer de avanzada edad, a la cual golpeó sin piedad hasta verla muerta, cuando apenas tenía 23 años de edad.

Hernández, padece de enfermedades mentales y tiene un largo historial de violencia, motivo por el cual permanece en una de las prisiones de máxima seguridad, aislados uno de otro en el llamado “Pabellón de la Muerte”.

En julio de 2017, después de permanecer más de diez años en una celda, fue trasladado a otra compartida. La historia de Hernández con su nuevo compañero no terminó nada bien. El 13 de septiembre, después de una discusión,  Hernández estranguló a Larry Mark (también recluido por asesinato), para después cortarle una oreja y sacarle los ojos.

Como torero después de una faena exitosa, Hernández se dirigió al comedor de la prisión, luciendo un adorno inusual, colgado en una soga al cuello: era la oreja de su ex compañero de celda.

A la vista de todos presumió su hazaña, lo que llamó la atención inmediata de los guardias, que rápidamente fueron a constatar lo sucedido en la celda.

No siendo suficiente el espectáculo de la oreja, puso los ojos del occiso en una tazada para “comérselos más tarde”, según dijeron compañeros de éste.

Hernández es conocido por haber amenazado de muerte al entonces Presidente George W. Bush, en el año 2006.  Se sabe que el origen de Hernández es de una familia disfuncional, de padres drogadictos y dedicados a los negocios ilícitos. Chetyl Walker, su madre fue presa en Nevada por el asesinato de su cónyuge en 1998. No siendo aquél el padre de Hernández, pues el padre de éste murió a causa de una sobredosis. Cabe decir que al momento de la muerte del padre, el niño Michael de apenas 10 años de edad, estaba presente en la habitación del motel.

Este incidente dejó en evidencia la poca vigilancia que existe en algunas prisiones de Florida, puesto que el número de guardias se ve rebasado ante la cantidad de reclusos. Es importante señalar que Florida tiene uno de los tres más grandes sistemas penitenciarios de todo Estados Unidos. A la fecha de hoy existen 99 mil reclusos

Florida tiene el tercer sistema penitenciario más grande del país, con 99,000 reclusos. En los dos años más recientes se ha tenido noticia de una alza en los asesinatos por violencia de pandillas, pleitos internos y sobredosis de droga.

 

Con información de el Nuevo Herald.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en EE.UU.

Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement Bienvenido a Recarguita

Noticias más leídas

Advertisement

Noticias de Cuba

Advertisement

Últimas Noticias

Advertisement

Fotos y Videos

Advertisement

Farádula

Advertisement

Obituario

Advertisement

Cocina

Advertisement

Opinión

Advertisement

Ciencia y Tecnología

Advertisement

Mundo

Advertisement

EE.UU

Advertisement
Advertisement

Suscríbete GRATIS

¡Recibe diariamente todas las noticias!
* = campo obligatorio
Advertisement
To Top