Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Alpidio Alonso debería pasar 3 años en prisión por hechos del Mincult según el Código Penal

Noticias de Cuba

Alpidio Alonso debería pasar 3 años en prisión por hechos del Mincult según el Código Penal

Las leyes cubanas condenan la obstrucción a la libertad de expresión y prensa, así como cualquier indicio de abuso de autoridad

Alpidio Alonso golpeando periodistas independientes y artistas por grabarlo en el Mincult. (Lara Crofs Facebook).

Las agresiones cometidas por el ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, contra jóvenes artistas el pasado 27 de enero fueron condenadas por activistas dentro y fuera de la Isla, pero además de la mala imagen moral, el hecho debería tener consecuencias legales para el funcionario.

De acuerdo con las leyes cubanas, el titular del Ministerio de Cultura (Mincult) debería enfrentar hasta tres años de cárcel por haber golpeado a los asistentes a la sede gubernamental el miércoles pasado.

A través de su cuenta de Twitter, la artista Salomé García Bacallar, quien actualmente reside en España, señaló que el Artículo 291 del Código Penal establece en su capítulo IV la oposición al libre pensamiento como un delito.

“El que, en cualquier forma, impida a otro el ejercicio del derecho de libertad de palabra o prensa garantizado por la Constitución y las leyes, es sancionado con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas”, señala el apartado.

No obstante, la acción se agrava al ser cometida por servidores públicos, como en este caso, que además representó agresiones físicas.

“Si el delito se comete por un funcionario público, con abuso de su cargo, la sanción es de privación de libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas”, indica el documento.

Asimismo, las leyes cubanas condenan cualquier indicio de abuso de autoridad, algo que claramente se presentó en el episodio represivo del 27 de enero, con abundantes pruebas en redes sociales.

“El funcionario público que, con el propósito de perjudicar a una persona o de obtener un beneficio ilícito, ejerza las funciones inherentes a su cargo de modo manifiestamente contrario a las leyes, o se exceda arbitrariamente de los límites legales de su competencia, incurre en sanción de privación de libertad de uno a tres años o multa de trescientas a mil cuotas, siempre que el hecho no constituya un delito de mayor entidad”, indica el documento.

En este caso, el abuso no viene solo del uso de la fuerza para arremeter contra quienes se encontraban fuera del Mincult, sino por la posición de poder que utilizaron tanto Alonso como el viceministro de cultura Fernando Rojas, al citar a los artistas e invitarlos a entrar a nombre suyo como funcionarios.

Con esta acción los funcionarios prácticamente los engañaron, prometiendo un diálogo cuando la intención desde el primer momento era someterlos por la fuerza y arrestarlos, lo que de forma definitiva entra en la categoría de “abuso de autoridad”.

Sin embargo, a pesar de lo establecido en este último apartado, los abusos de autoridad son una constante en la Isla, cometidos contra opositores, periodistas independientes y activistas, pero también contra ciudadanos de a pie.

Ya que son las propias autoridades encargadas de “condenar” estos delitos, de investigarlos y juzgarlos, al ser ellas las acusadas las leyes quedan invalidadas, pues también le corresponde a las autoridades su aplicación.

Hasta el momento, más allá de la condena moral de una parte de la población, el ministro Alpidio Alonso no ha recibido sanción alguna por su comportamiento a las afueras del Mincult, algo que le costaría al menos la carrera política a un funcionario en una verdadera democracia.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top