Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Biden ordena refuerzo a la ciberseguridad tras ataque a Colonial Pipeline

Estados Unidos

Biden ordena refuerzo a la ciberseguridad tras ataque a Colonial Pipeline

Va dirigida tanto al sector público como al privado, que provee servicios esenciales y es blanco de ciberataques

Colegio Electoral da la victoria oficial a Joe Biden en las elecciones presidenciales de EEUU

Biden ordena refuerzo a la ciberseguridad tras ataque a Colonial Pipeline. (Foto de referencia: Joe Biden-Instagram)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva para fortalecer la ciberseguridad, luego de que el ataque a la red de Colonial Pipeline dejara sin combustible a una gran parte de la costa este del país.

La orden está dirigida principalmente al sector privado, al que se requerirán nuevos y estrictos estándares para cualquier software adquirido por el gobierno federal, según informó la agencia EFE.

En ese sentido, cualquier empresa que no cumpla con los nuevos requisitos en un lapso máximo de seis meses, será excluida de las compras de software programadas por el gobierno, y con ello podría también perder sus negocios.

Con esto, el gobierno espera que el sector privado adopte los nuevos estándares, que serán dados a conocer a detalle por el Departamento de Comercio.

La preocupación del gobierno estadounidense viene de que gran parte de los blancos de ciberataques son empresas privadas, pero que proveen servicios esenciales, como en este caso el combustible.

“El incidente con Colonial es un recordatorio de que la acción federal por sí sola no es suficiente”, indicó en una llamada con periodistas una funcionaria en condición de anonimato.

Advirtió que las entidades públicas y privadas en EEUU son “muy vulnerables a ataques sofisticados, constantes y maliciosos”, y reconoció que brechas de seguridad seguirán ocurriendo.

La mayor red de oleoductos de EEUU, Colonial Pipeline, sufrió un cierre tras registrar un ciberataque el pasado 7 de mayo, aunque no se sabe si se cerró como resultado del ataque, o como defensa a la vulnerabilidad de su sistema.

La interrupción en el paso del combustible resultó en una crisis de abastecimiento, pues el oleoducto cubre al menos la mitad de la demanda de la costa este.

Los gobiernos de Florida y otra docena de estados declararon estado de emergencia por esta situación, y se teme que lo ocurrido podría representar un aumento en el precio de los hidrocarburos.

Este miércoles, tras 4 días de paro, Colonial Pipeline reactivó sus operaciones, pero han anunciado que pasarán varios días antes de que el suministro vuelva a la normalidad.

Mientras tanto, las estaciones de servicio de la región se han visto saturadas de gente, que en medio del pánico han empeorado la situación al intentar abastecerse como sea, llenando botellas y bolsas con gasolina para almacenarla.

La declaración de estado de emergencia desde Florida hasta Virginia, aumentó la sensación de pánico de la población, causando esta sobre demanda.

La compañía anunció este 12 de mayo que había “reiniciado las operaciones del gasoducto aproximadamente a las 17:00 hora del este”.

No obstante, advirtió que “algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio durante el período de puesta en marcha”.

A través del mismo comunicado, la empresa se comprometió a suministrar “tanta gasolina, diésel y combustible para aviones como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top