EEUU iniciará mañana la inscripción para la Lotería de Visas 2022
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Boeing reconoce que errores en el software provocaron la muerte de 346 personas en accidentes aéreos

Mundo

Boeing reconoce que errores en el software provocaron la muerte de 346 personas en accidentes aéreos

La señal de alerta de fallos en el sistema del 737 MAX fue la causante de las catástrofes

Boeing reconoce errores en el software que provocaron la muerte de 346 personas en accidentes aéreos

Boeing reconoce errores en el software que provocaron la muerte de 346 personas en accidentes aéreos. (FLICKR)

Dennis Muilenburg, director ejecutivo de Boeing, ha ofrecido una sentida conferencia de prensa este pasado miércoles donde reconoció que debido “errores de software en el sistema de estabilización MCAS del 737 MAX”, se produjeron los lamentables accidentes aéreos donde perdieron la vida 346 personas.

“No hemos implementado esta función correctamente. Nuestra comunicación sobre la señal de advertencia no fue lo que debería haber sido. Fallamos completamente en eso (…) La implementación fue un error, no la implementamos correctamente”, dijo Muilenburg.

El empresario es el más alto cargo en la empresa estadounidense que reconoce públicamente la responsabilidad de Boeing desde que marzo último se produjese el segundo accidente aéreo que involucró un 737 MAX Ethiopian Airlines, donde fallecieron 157 personas.

Cinco meses antes otro avión del mismo modelo y por la misma causa se estrelló en África con 189 personas a bordo. No hubo sobrevivientes.

Llamada “luz de desacuerdo” en el lenguaje de Boeing, la señal de advertencia se dispara en caso de información errónea transmitida por uno o dos sensores de “ángulo de ataque” (AOA) al sistema de estabilización MCAS.

Los pilotos nunca pudieron retomar los controles pues en el procedimiento no estaba escrito que para ello debería de haber apagado el software para hacerse con las funcionalidades manuales de los timones.

Boeing no había informado sobre esa función y unilateralmente desactivó la señal de advertencia sin avisar ni a los reguladores ni a las aerolíneas.

La crisis causada por los dos accidentes es la más grande que ha enfrentado Boeing en dos décadas, pues amenaza la venta del avión que ha sido el principal ingreso para la firma y probablemente obstaculizando su futura obtención de permisos para volar.

Las pérdidas para la empresa que cotiza en la bolsa de Nueva York has sido millonarias. En semanas recientes anunciaron que reducirían la producción del Max, su avión más vendido.

Decenas de aerolíneas alrededor del mundo le impusieron demandas por las pérdidas acontecidas al no poder volar sus aviones. American Airlines, la mayor de EEUU, suspendió todos sus vuelos con el MAX 7 que tenía programados en una extensa red rutas nacionales e internacionales en América del Norte, el Caribe, América del Sur, Europa y Asia.

 

Con información de AFP

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top