Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Brote de COVID-19 en Hospital de Ciego de Ávila fue causado por incumplimiento de protocolos

Coronavirus en Cuba

Brote de COVID-19 en Hospital de Ciego de Ávila fue causado por incumplimiento de protocolos

Hasta el momento el brote ha resultado en 40 contagios de coronavirus, lo que ha alterado por completo la rutina del hospital

Brote de COVID-19 en Hospital de Ciego de Ávila fue causado por incumplimiento de protocolos

Brote de COVID-19 en Hospital de Ciego de Ávila fue causado por incumplimiento de protocolos. (Foto de referencia: EcuRed)

El brote de COVID-19 en el Hospital General Doctor Antonio Luaces Iraola, en Ciego de Ávila, fue provocado por la violación de los protocolos de seguridad, según dio a conocer el oficialista Cubadebate.

Hasta el momento el brote ha resultado en 40 contagios de coronavirus, lo que ha alterado por completo la rutina del hospital, que incluso tuvo que trasladar pacientes.

Según el medio estatal, el pasado 20 de agosto un mensajero del servicio de Terapia de Adultos, residente en el Macizo Cañero, presentó síntomas de fiebre y fue aislado, dando positivo al virus cinco días después.

Más tarde, el 25 de agosto un intensivista de ese mismo servicio comenzó a sentirse acatarrado, se aisló como indica el protocolo y después el PCR-RT confirmaría la enfermedad.

Posteriormente, un paciente que ingresado en ese hospital por “Terapia por Infección Respiratoria Aguda” también dio positivo al COVID-19.

Incumplimiento de protocolo en hospital de Ciego de Ávila

Según revela el mismo medio oficialista, directivos del hospital reconocieron que se habían violado los protocolos de seguridad, con un exceso de confianza que llevó a los directivos a aislar solo a los individuos que presentaban síntomas y no a aquellos con quienes habían tenido contacto también.

Ahora el hospital se encuentra en aislamiento y representa uno de los mayores riesgos sanitarios de Ciego de Ávila, que en este momento cuenta con cuatro focos activos, dos de ellos en hospitales.

Al igual que ocurrió en el hospital Faustino Pérez de Matanzas en mayo pasado, todo el personal y pacientes que hayan estado en las instalaciones o que hayan tenido contacto con alguien que estuvo en las instalaciones, corre peligro de estar infectado con COVID-19.

A la falta de responsabilidad habría que sumar las carencias que este, al igual que todos los hospitales de Cuba, padecen, principalmente la falta de espacio y equipos, pues las camas no cambian las sábanas con frecuencia y los pacientes se encuentran muy próximos los unos a los otros.

“Lo más lógico es que estemos en presencia de una mezcla con un poco de todo, sabidas las carencias diarias enfrentadas por el país o los fallos organizativos puntuales, pero reconociendo también que, luego de casi 100 días sin positivos, las tensiones bajaron y con ellas la alerta”, señala el medio oficial.

Con esto queda patente el exceso de confianza que hubo entre los directivos del hospital y por qué no se atendió con cuidado a aquellos que presentaban síntomas y a quienes estuvieron cerca de ellos.

Ahora se deben realizar pesquisas diariamente en el 100% de las áreas del hospital y las consultas externas están suspendidas al igual que las visitas, sin importar el tipo de paciente que pretendan ver.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top