Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Campesinos cubanos se niegan a plantar tabaco si no les pagan más: “Se les va a caer el negocio”

Noticias de Cuba

Campesinos cubanos se niegan a plantar tabaco si no les pagan más: “Se les va a caer el negocio”

Los precios de insumos aumentaron entre 3 y 20 veces, pero el gobierno ni siquiera les duplicó el pago por sus cosechas

Tabacos cubanos

Tabacos cubanos (Foto: Prensa Latina)

A pesar de que el tabaco es la principal industria de exportación en Cuba, el pago miserable que el gobierno da a quienes lo siembran pone en riesgo su cultivo, que muchos campesinos están considerando abandonar.

Mientras que los insumos necesarios para la siembra han, cuando menos, triplicado su precio a partir del ordenamiento monetario, el precio que el gobierno para a los campesinos por sus cosechas aumentó solo 1.7 veces, es decir, ni siquiera el doble.

Ya que algunos insumos aumentaron su precio hasta 20 veces, y la demanda de otras cosechas es mayor, varios son los agricultores que están pensando seriamente en abandonar la ingrata labor tabacalera.

“Está por verse si seguimos sembrando tabaco o no. Depende de si nos da negocio”, dijo a Diario de Cuba Jánner, un productor del valle de Mayarí, la principal región tabacalera de Holguín.

“Todo ha subido de precio tres, cuatro y hasta diez veces. La mano de obra, por ejemplo, se triplicó y, tal como va la cosa, habrá que seguir subiendo porque el dinero cada vez rinde menos. Por eso, si el tabaco no da resultado tendremos que sembrar otra cosa. Si quieren tabaco, tienen que pagarlo bien para que nos dé la cuenta. El precio debieron triplicarlo también, por lo menos”, añadió.

El desmedido aumento de precios a causa del ordenamiento monetario, no los afecta solo como productores, sino como ciudadanos, pues lo que aganan no alcanza para costear sus servicios básicos, sus alimentos y las necesidades de sus familias.

A la vez, lo anterior, sumado a la escasez de alimentos, los hace considerar como una buena salida de ambos problemas priorizar la siembra de alimentos y no la de tabaco, un producto del que solo se beneficia el régimen mediante la exportación.

“La gente anda vuelta loca ofreciendo 100 pesos por una lata (30 libras) de boniato o yuca, y hasta 800 pesos por una lata de maíz, y son cultivos que salen rápido. Con el tabaco te pasas casi un año para coger el dinero”, explicó.

Alexander, otro agricultor, recordó que el Gobierno cubano ha anunciado 63 medidas para estimular la producción agrícola, “pero del tabaco no dijeron nada”.

“Están locos si creen que con el tabaco todo está bien. Este año estamos sembrando a ciegas, nadie sabe si va a dar o no ganancias (…) Aquí no hay analfabetos ya, ¿Cómo puede ser posible que el precio de lo que uno produce no llegue ni a duplicarse?”, cuestionó.

“La cuenta no cuadra y lo peor es que todos perderemos: nosotros vamos a salir ‘reventados’, pero a ellos se les va a caer el negocio”, añadió el campesino.

Desde que se destruyó el 80% de la industria azucarera a principios del milenio, el tabaco es el principal bien exportable de Cuba.

Aunque no alcanza para nada todo su potencial, en el ciclo 2019-2020, solo las ventas en divisas de Tabacuba aportaron alrededor de 280 millones de dólares a las arcas del régimen.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

To Top