Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Carne de cerdo en Cuba: Desaparecida de las tiendas y a 100 pesos en el mercado negro

Noticias de Cuba

Carne de cerdo en Cuba: Desaparecida de las tiendas y a 100 pesos en el mercado negro

El gobierno asfixia a los productores con multas, pero sigue sin pagarles los costos de la alimentación y cría de animales

Medios oficialistas se burlan de la escasez de carne de cerdo en Cuba

La carne de cerdo está casi desaparecida en Cuba. (Imagen de referencia: Kirsty Davey Flickr)

Las carencias alimenticias en Cuba son una realidad desde hace décadas, pero en los últimos meses se han incrementado aún más, en especial los productos de origen animal y principalmente la carne de cerdo.

Mientras todavía en 2019 este artículo podía encontrarse en tiendas y mercados al menos una vez al mes, o cada dos meses, su ausencia de estos establecimientos se ha vuelto prácticamente permanente desde hace unos meses.

De acuerdo con un reportaje de Diario de Cuba en el que se entrevistó a cubanos de varias zonas sobre el tema, la carne de cerdo se ha vuelto un bien casi tan inaccesible para los ciudadanos como la carne de res, difícil de hallar y a precios muy elevados.

“La carne de puerco se vende carísima y furtiva, como si fuera droga. Hace como diez días estaba a 70 pesos, la semana pasada a 80 y ahora a 100. Ojalá pare ahí, porque si no será imposible pagarla”, declaró José Antonio, un joven proveedor que vive con sus padres jubilados y enfermos en Mayarí, provincia de Holguín.

“Pasé varios días llamando a contactos y por fin anoche me trajeron una pierna hasta la casa, sigilosamente, en una motorina. Tremendo misterio, parecía que era droga o carne de vaca lo que traían. Los vendedores temen a las multas de 5,000 pesos y al decomiso de la carne”, agregó.

A pesar de la aguda escasez de alimentos que se vive en la Isla, que podría fácilmente ser resuelta por los productores agrícolas y ganaderos si tuvieran libertad para comerciar libremente, el gobierno mantiene el control de todo el proceso de producción, distribución y venta.

Así, los agricultores y ganaderos están limitados a entregar a las autoridades lo que producen y que el Estado les pague una ínfima parte que muchas veces no recupera siquiera la inversión en insumos, menos en tiempo y esfuerzo.

Incluso hay ocasiones en que ni siquiera se les paga, por lo que el gobierno mantiene deudas con varios campesinos, la mayoría de varios meses y algunas hasta de años.

Los productores resuelven un poco de su situación vendiendo por su cuenta de forma clandestina, pero se arriesgan a recibir cuantiosas multas, que decomisen sus productos y animales, e incluso sus tierras, así como a ser encarcelados.

“La compré carísima, a 100 pesos la libra, pero resolví. Estoy obligado a comprarla porque mi padre no puede comer frijoles de tarde y tengo que hacerle un bistecito. Gracias a mi hermano que está fuera y ayuda pude pagarla, porque con lo que uno gana aquí, imposible”, concluyó José.

Caridad Torres, jubilada del Ministerio del Interior  (Minint), relató al citado medio que a veces es la propia población la que denuncia a los vendedores por los altos precios, cuando la realidad es que no tienen forma de respetar los precios topados impuestos por el gobierno porque no solo no obtendrían ganancias, sino que les representarían pérdidas.

Desde la alimentación con pienso o maíz, y el esfuerzo de criar a los animales, nada de eso es pagado por el Estado, que culpa a los vendedores clandestinos de enriquecerse con el dinero del pueblo y lo denuncian así en sus medios oficiales, sin tomar en cuenta la inversión que un negocio así les representa, y que aumenta con la amenaza constante de las autoridades.

“Por eso cada vez menos gente se dedica en estos momentos a criar puercos, y pronto nadie querrá si a la hora de vender el animal o una parte te decomisan lo tuyo y además te multan. Te vuelves un delincuente y trabajas para perder, nadie quiere eso”, advierte Caridad.

Mientras tanto, los cubanos siguen padeciendo la falta de alimentos, que varios campesinos han advertido solo seguirá empeorando mientras el gobierno asfixia a sus productores entre insumos costosos y multas injustificadas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top