Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Casi un 20% de la superficie agrícola de Camagüey esta cubierta de marabú

Noticias de Cuba

Casi un 20% de la superficie agrícola de Camagüey esta cubierta de marabú

“Esta especie tiene entre sus potencialidades los beneficios que provoca al suelo”

Casi un 20% de la superficie agrícola de Camagüey esta cubierta de marabú

Casi un 20% de la superficie agrícola de Camagüey esta cubierta de marabú. (ADELANTE)

Han pasado más de diez años del discurso pronunciado por Raúl Castro en la provincia de Camagüey, el primero que dio desde que su hermano le dejó el poder tras enfermarse en 2006. En aquel momento, prometió un vaso de leche diario para todos los cubanos en ocasión de encontrarse en tierras ganaderas, donde solo había un problema por erradicar: el marabú.

El periódico provincial de Camagüey informó esta semana que el 17 por ciento de la superficie agrícola del territorio, están ocupadas por esta planta invasora. Es decir, 192 842.57 hectáreas están infestadas de marabú.

Para el diario local se hace imposible criticar este hecho y se dedica a elogiar los beneficios del Dichrostachys cinerea (nombre científico) en la “fertilidad y calidad del suelo y de su empleo en la elaboración de alimentos para animales, así como el carbón vegetal”.

En entrevista con Redimio Manuel Pedraza Olivera, doctor en Ciencias Veterinarias, profesor titular de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte (UC), expresó que “esta especie tiene entre sus potencialidades los beneficios que provoca al suelo”.

“Es necesario estudiar una estrategia para el manejo sostenible en el momento de desmonte. Que la misma permita conservar la materia orgánica y minimiza así el impacto del uso de la maquinaria pesada y de productos químicos que pueden intensificar los procesos de degradación del suelo”.

El académico también hizo énfasis en el proyecto de colaboración científica internacional con la Universidad de Ghent, en Bélgica, con la cual aplican conocimientos de conjunto para el control y manejo del marabú en la región centro-oriental de Cuba”.

“El proyecto, financiado por VLIR UOS, sustenta sus bases en el manejo sostenible de los recursos naturales en función de la mitigación y adaptación al cambio climático”, señala Pedraza Olivera.

El marabú -indica el rotativo- es una fuente de energía, protección para la vida silvestre, fuente de alimentos para animales herbívoros. Además de tener un impacto “favorable” en el ámbito rural pues su madera puede utilizarse en artesanía, en la fabricación de carbón vegetal y de postes de cercas.

 

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top