Conecta con nosotros

PERIÓDICO CUBANO

Charles Gordon: el mambí norteamericano que fue ayudante de Antonio Maceo

HISTORIA DE CUBA

Charles Gordon: el mambí norteamericano que fue ayudante de Antonio Maceo

Gordon tenía experiencia militar previa

Si hablamos de estadounidenses en la Guerra de Independencia de Cuba seguro te viene primero a la mente Henry Reeve, más conocido como “el inglesito”, quien combatió en la contienda de los Diez Años y pudo haber participado en más de 400 intercambios con el enemigo en los diferentes teatros de operaciones.

Poco debes saber sobre Charles Gordon, uno de los soldados norteamericanos que dejó su sangre en el territorio antillano. En efecto, escasos datos han llegado hasta nuestros días sobre los primeros años en la vida de este hombre.

Lo que sí se sabe es que llegó a Cuba como parte de la expedición Three Friends, un barco que zarpó desde Jacksonville y arribó a la isla a mediados de 1896 por la zona de Boca Ciega, una de las playas situadas al este de La Habana.

Al poco tiempo se convirtió en ayudante de campo del Mayor General Antonio Maceo, estuvo a su lado en el cruce de la trocha de Mariel a Majana y, tiempo después, el 7 de diciembre, fecha en la que cayó en combate su jefe, recibió un impacto de bala en San Pedro.

General Antonio Maceo y Grajales

Charles Gordon se convirtió en ayudante de campo del Mayor General Antonio Maceo (Foto: Ecured)

Ese día había acampado cerca del pueblo con José Miró Argenter, Pedro Díaz y Panchito Gómez Toro. Según algunas versiones, Maceo fue herido mortalmente luego de recibir un disparo en la mandíbula. Esa sería la descarga que acabaría con uno de nuestros más valerosos patriotas. En aquella jornada, Charles había permanecido siempre cerca del insigne santiaguero.

Debido al cargo que ocupó desde momentos tempranos, se cree que Gordon tenía experiencia militar previa. Luego de la muerte del Titán de Bronce, se dirigió hasta Sancti Spíritus, donde, a inicios de 1897, participó en el hostigamiento a una columna española. Allí se mantuvo todo el tiempo bajo las órdenes del general dominicano Máximo Gómez.

Muy poco se conoce sobre sus acciones en combate durante aquella etapa, pero sí ha trascendido una de principales misiones que le fue encomendada. El 23 de febrero de 1897, escribía el Generalísimo en su diario de campaña: “despaché de Santa Teresa al Coronel Charles Gordon, americano, para la provincia de La Habana, con algunos hombres y armamentos para formar el Regimiento de Infantería Francisco Gómez”.

El objetivo de esta unidad, perteneciente a la Segunda División del Quinto Cuerpo del Ejército Libertador, era trasladar la insurrección al occidente del país y amenazar, específicamente, a territorios aledaños a la región de la capital del país.

Más tarde sería ascendido a Coronel y enviado a Las Villas. En ese territorio, cuando intentaba pasar entre Camajuaní y Hormiguero, fue apresado por una tropa enemiga y luego asesinado. Al instante de su fallecimiento era el estadounidense que, después de Thomas Jordan y Henry Reeve, mayor grado militar en el Ejército Libertador poseía.

De acuerdo con datos oficiales, nueve hombres nacidos en Estados Unidos combatieron como coroneles en las guerras por la independencia de Cuba, dos lo hicieron como tenientes coroneles, ocho alcanzaron la categoría de comandante, diecisiete llegaron hasta el rango de capitán y hubo ocho tenientes. Más de ochenta se hicieron de grados menores.

¡Únete al canal de Telegram y WhatsApp para contenidos exclusivos!

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

1 Comment

1 Comment

  1. José M. Presol

    13 febrero, 2022 at 6:28 PM

    No se debe hablar de «la expedición del Three Friends», pues ese barco estaba constantemente haciendo viajes desde puertos de Florida a lugares de Cuba, llevando hombres, armas, municiones, etc.

    Si nos dejamos llevar por el corazón, casi se le puede considerar, aunque realmente era un barco bucanero, como el primer barco de nuestra Marina de Guerra.

    Poco después de la muerte de Maceo, y aún cumpliendo órdenes de éste de introducir un cargamento de municiones y armas, participó en el único combate naval entre un barco de la Corona de España y uno mambí.

    Teóricamente estaba desarmado, pero llevaba un cañón para una de las columnas mambisas; así que le quitaron las ruedas, lo ataron en la cubierta, y dispararon contra una patrullera que les perseguía, con tanta fortuna que consiguieron acertarle en la cubierta, causándole varios muertos y provocando su huída.

    Eso sí, por muy atado que estaba, el cañón tompió las cuerdas y, con el retroceso, casi destroza todo el puente de mando del Three Friends.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba