Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cineasta cubano Ernesto Daranas rechaza uso de su película “Conducta” para atacar a coleros

Noticias de Cuba

Cineasta cubano Ernesto Daranas rechaza uso de su película “Conducta” para atacar a coleros

El periódico Granma utilizó su película como un paralelismo para arremeter contra los nuevos enemigos del Gobierno

Cineasta cubano Ernesto Daranas

Cineasta cubano Ernesto Daranas (Foto: Captura de pantalla-ICRT)

El realizador cubano Ernesto Daranas Serrano se pronunció el pasado miércoles luego de que el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista (PCC), utilizara su película de 2014, “Conducta”, como un paralelismo para arremeter contra los coleros. Los nuevos enemigos públicos del Gobierno.

En el artículo de la autoría Elson Concepción Pérez, también titulado “Conducta”, se rechaza las actitudes negativas de estos hombres y mujeres, tildados de plagas, corruptos y ladrones. Y los cuales, según el periodista, deben ser arrancados de la raíz.

“El entramado social hoy, del cual la cinta ‘Conducta’ puede ser referencia, nos invita a reflexionar y actuar, y a no seguir permitiendo que crezcan y se expanden por doquier algunas lacras que quieren empañar a una sociedad que brilla con luz y dignidad propias”, señaló.

Sin embargo, el texto de Concepción no fue bien recibido por el propio Daranas, quien, a través de una publicación compartida en el muro de Facebook del actor Héctor Noas, indica que el periodista “no había entendido nada”.

En su respuesta, el director del filme asegura que cada espectador tiene derecho a interpretar la obra a su manera. No obstante, dice preferir otra interpretación del aula donde se desarrolla parte del largometraje. Para Daranas, el salón de clases no es más que la metáfora de una “Cuba inclusiva, tolerante y diversa”. Un espacio donde  confluye el hijo de un preso político y una niña nacida en el oriente del país.

“Una Cuba con todos y para el bien de todos”, subraya.

“Conducta” se centra en la historia de Chala, un niño habanero de 11 años que vive con su madre adicta y entrena perros de pelea para sobrevivir, y la profesora de sexto grado Carmela, quien lucha para evitar que el menor sea enviado a una escuela especial.

La cinta recibió una multitud de premios en festivales de América Latina, el Caribe, Norteamérica, Europa y Asia. Entre los más importantes figuran: mejor película en el Festival de Málaga, Huelva, Bogotá, el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, Japan ‘s SKIP City International D-Cinema Festival, Festival de Puna, Festival de Mérida. Así como varias nominaciones a los premios Goya, Ariel y Platino. Incluso, estuvo en la selección oficial del Festival de Toronto y fue la propuesta de Cuba para la 87 edición de los Premios Oscar.

A continuación compartimos de forma íntegra las palabras de Ernesto Daranas

“No has entendido nada”

Cada espectador tiene el derecho de hacer suya una película e interpretarla a su manera. En ese sentido, debo respetar la apropiación que el periodista Elson Concepción hace de “Conducta” en las páginas de Granma, respaldando las medidas que se han tomado contra los coleros y la importancia que él les atribuye frente a la pandemia. No voy a hablar entonces en nombre de Chala o de Carmela para no interferir en su idea de lo que estos personajes representan.

Prefiero referirme al aula que comparten. Una pequeña aula con un mural de la patria en el que una alumna “palestina” ha colocado una estampa de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Un aula en la que estudia el hijo de un preso político que es el mejor amigo de Chala. Un aula repleta de muchachos que podrían ser hijos de coleros y coleras, o de padres que no tienen dólares para comprar en las nuevas tiendas. Con esa aula intenté la parábola de una Cuba inclusiva, tolerante y diversa. Mi prioridad fue nuestra autoestima, el recordatorio de lo que realmente somos como cultura y como pueblo, mucho más allá de esos símbolos y consignas entre los que el significado de “Patria” se extravía.

Los coleros no son el verdadero problema. Criminalizarlos no pondrá fin a la escasez, del mismo modo en que televisar solo a los acaparadores deja intacta la raíz de la corrupción que nos agobia. Eludir las causas reales de nuestras dificultades y fabricar un enemigo frente a cada problema es parte de un modus operandi agotado, que solo sirve a quienes intentan que apartemos la mirada de los cambios que todos sabemos necesarios. Las crisis son, también, excelentes oportunidades de transformación y crecimiento.

A su manera, “Conducta” habla de esa Cuba posible. De esa Cuba compleja que ha sabido plantar cara a la pandemia evidenciando el talento de su pueblo y de su ciencia. Una Cuba con todos y para el bien de todos. Una Cuba en la que cada ciudadano pueda aportar todo lo que su iniciativa y esfuerzo generen. Una Cuba en la que no serían necesarios policías, militares ni movilizados para cuidar de una cola. Pero insisto, cada cual tiene el derecho de interpretar una película a su manera.

Ernesto Daranas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top