Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Ciudadano relata cómo un taxista antillano lo discriminó por ser cubano

Noticias de Cuba

Ciudadano relata cómo un taxista antillano lo discriminó por ser cubano

Cuando el taxista vio que el pasajero era un cubano le dijo: “Yo no monto cubanos en mi carro”

El cubano se bajó del taxi molesto e indignado por el trato irrespetuoso recibido.

El cubano se bajó del taxi molesto e indignado por el trato irrespetuoso recibido. (FACEBOOK)

Nuevamente las redes sociales se convierten en la herramienta de los cubanos para manifestar sus quejas, sin embargo en esta oportunidad un ciudadano hizo uso de su Facebook para denunciar cómo fue víctima de discriminación por parte de un taxista que, al igual que él, era cubano.

El incidente fue reportado por un usuario antillano de la mencionada red social, identificado como “Miguel Ángel Díaz Catalá”, quien relató cómo al realizar un viaje desde La Habana hasta Viñales el taxista le ofreció una tarifa creyendo que era un turista, y al percatarse que se trataba de un cubano decidió pedirle más dinero.

Inmediatamente, Díaz reclama al taxista esta acción a lo que el taxista respondió de manera muy grosera y diciendo: “Yo no monto cubanos en mi carro”; por lo que finalmente decide bajarse del carro lleno de gran molestia e indignación; no sin antes recordarle a su coterráneo lo que es el respeto.

“Evidentemente usted deja entrar en su auto privado a quien le plazca… Pero cuando se presta un servicio público existen normas elementales de respeto al usuario”, sostuvo Díaz antes de retirarse.

Para el denunciante, este tipo de sucesos se debe a los efectos de la ley de oferta – demanda, la cual “es un mecanismo de mercado, que nos guste o no, necesaria o no, opera dentro del nuevo panorama de la economía cubana. Hasta ahora nada nuevo. Lo novedoso es que esa ley ya está rebasando las fronteras meramente mercantiles para incursionar el cuerpo de la dignidad humana, de la discriminación social”.

Asimismo, Díaz Catalá señaló que es una verdadera pena que actos de discriminación como este sean cada vez más recurrentes en Cuba. “La dignidad humana es una. Cuando se lacera; indigna. No se puede entender tanto menosprecio entre humanos”, lamentó.

“¿Ese conductor de que nacionalidad será? ¿Su familia de que nacionalidad será?”, se preguntó el indignado antillano, mientras analizaba el hecho de que indudablemente este grosero chofer no midió las consecuencias de sus palabras, olvidando por completo que lo mismo que hizo se podrán hacer a él más adelante; ya que él también es cubano.

La denuncia concluye, luego de que Díaz señalara que la situación se está saliendo de control y que en este momento “es muy común entre los cubanos, que ofertan servicios al turismo internacional, usar términos discriminatorios para con sus conciudadanos, cubanos también”, fomentando de esta manera a un tipo de discriminación.

Un acontecimiento semejante a este ocurrió hace algunas semanas en un hotel cinco estrellas de Cayo Las Brujas, en Villa Clara, donde el antillano Héctor Ramis Salgado recibió una pésima atención y un tratamiento muy diferente al que ofrecían al resto de los huéspedes.

 

No monto cubanos en mi carro.Hace apenas unos minutos, en La Habana, abordé el auto particular marca Chevrolet (color…

Posted by Miguel Ángel Díaz Catalá on Thursday, August 1, 2019

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top