Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Con desgarrador testimonio, Otero Alcántara expone las carencias de la niñez en Cuba

Noticias de Cuba

Con desgarrador testimonio, Otero Alcántara expone las carencias de la niñez en Cuba

Indicó que es responsabilidad del gobierno que los niños “tengan dulces” y que “su sueño no sea emigrar”

Pintura de una envoltura de dulces. (Luis Manuel Otero Alcántara).

Con dibujos de las confituras que nunca tuvo, el activista Luis Manuel Otero Alcántara se pronunció esta semana sobre las carencias que sufren los niños en Cuba.

El miembro del Movimiento San Isidro (MSI) dedicó una publicación de Facebook a explicar desde su propia experiencia cómo la escasez extrema impacta a la infancia. “A pesar de ser un niño bueno, yo no conocí a los reyes magos (…) Mi infancia transcurrió durante la crisis de mayor escasez que ha experimentado Cuba: el Periodo Especial”, inició el texto.

“Niño al fin, cambiarías un bistec por un chocolate, pero tampoco había carne. Luego empezaron a importar dulces con envolturas y formas coloridas, pero tampoco fue para todos los niños, a la mayoría solo nos tocó coleccionar en un libro (que no sabías ni leer) como tesoros, los envoltorios de aquellos dulces que otros se comían”, añadió.

Aunque la escasez ha sido el principal problema de Cuba desde hace décadas, tanto en la década de 1990 con la caída de la Unión Soviética, como ahora en la situación “coyuntural”, la situación se ha agudizado.

La llegada de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) en julio pasado acentuó la situación, limitando el acceso de varios productos, entre ellos todas las golosinas, a aquellos ciudadanos que cuentan con dólares.

Hace unos meses, el problema fue expuesto por los propios padres de familia en Guantánamo, que pidieron quitar los confites que se exhibían en una tienda en dólares pues los niños lloraban al verlos y saber que no se los podían comprar.

“¿La mina de nuestros preciados tesoros? La suerte y mirar para el piso de la calle que muchas veces te regalaba el más escandaloso y colorido ‘paquete de chocolate’, el cual guardabas junto al fantasmal olor de aquel chocolate cuya única probada era olvidar la frase ‘lo del piso no se come’. Un día de mucha suerte tu lengua se sorprendía con una migaja en algún borde del paquete”, añadió Otero Alcántara.

El artista explicó que los niños incluso intercambiaban las envolturas para poder acceder a una mayor variedad de olores.

 

A pesar de ser un niño bueno, yo no conocí a los reyes magos. Acrílico sobre cartulinas
.
Mi infancia transcurrió…

Publicada por Luis manuel otero alcantara en Jueves, 11 de marzo de 2021

Junto a la publicación, el artista adjuntó fotos de pinturas de envolturas de dulce, algunos vigentes en la actualidad y que continúan siendo un bien inaccesible a la mayor parte de los niños de Cuba.

“Estas pinturas son un ejercicio de protesta desde objetos antropológicos de la escasez. Es responsabilidad del sistema que los niños también tengan, dulces, fantasías y que su sueño no sea emigrar”, concluyó Otero Alcántara.

En los comentarios de la publicación, decenas de cubanos afirmaron sentirse identificados con sus palabras, pues ellos también llegaban a buscar las envolturas de dulce para olerlas.

“Una reflexión encantadora, que sin mentir me ha roto el corazón, porque sí, muchas veces me conformé con el olor de la envolturas que nunca probé, y ahora viendo el ritmo que coge esta mal dirigida orquesta, siento que a mis hijas les tocará vivir lo mismo, aunque me pase toda mi vida inventando, igual no tendré acceso a esos tesoros para mis hijas”, escribieron.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top