Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Condenan a abogado de Florida por fraude con películas porno

Estados Unidos

Condenan a abogado de Florida por fraude con películas porno

Por fraude multimillonario con derechos de autor de películas pornográficas, el abogado fue condenado a 60 meses de prisión

Condenan a abogado de Florida por fraude con películas porno. (RU CHILE).

El abogado de la Florida John L. Steele fue condenado a 60 meses de prisión, seguidos de dos años de libertad condicional, por su participación en un fraude multimillonario que involucraba a víctimas de extorsión que pagaban para resolver demandas falsas por violación de derechos de autor.

El letrado de 48 años se declaró culpable el 6 de marzo de 2017. Steele y su coacusado Paul R. Hansmeier, también abogado, ejecutaron un plan donde entablaron demandas contra individuos que supuestamente descargaron películas pornógraficas en sitios web “pirata” para compartir archivos.

En total, la dupla de abogados obtuvo aproximadamente 3 millones de dólares por las demandas fraudulentas. Los resultados se dieron gracias a la investigación realizada por el FBI y el IRS-Criminal Investigations.

El martes 10 de julio, el Juez de Distrito Joan N. Ericksen de Minnesota dictó la sentencia y ordenó que Steele pague una indemnización de $1.541.527.

Steele confesó que crearon identidades falsas para obtener derechos de autor de películas pornográficas, algunas filmadas por ellos mismos, que luego subieron a sitios web de intercambio de archivos como “The Pirate Bay”, para atraer gente que descargara las películas.

Luego de esto, Steele y Hansmeier presentaron las demandas falsas. Los demandados obtuvieron autoridad de los tribunales para citar a los proveedores de servicios de Internet y obtener información de identificación del suscriptor que controlaba la descarga.

Los acusados entonces extorsionaron a través de cartas y llamadas telefónicas para amenazar a sus víctimas con penalidades financieras y vergüenza pública, a menos que cedieran a pagar 3.000 dólares como arreglo.

En noviembre de 2011, con el fin de distanciarse de los juicios engañosos y de cualquier posible consecuencia, Steele y Hansmeier crearon y utilizaron la Ley Prenda, entre otros bufetes de abogados, para perseguir sus demandas fraudulentas.

En octubre de 2012, los acusados cambiaron de táctica y comenzaron a presentar demandas falsas alegando que los sistemas informáticos de sus falsos clientes habían sido pirateados y para facilitar sus demandas falsas de “piratería informática”, reclutaron a individuos que habían sido sorprendidos descargando pornografía de un sitio web de intercambio de archivos, para que actuaran como “acusados” falsos.

Ellos aceptaron ser demandados y permitieron que Steele y Hansmeier realizaran un descubrimiento temprano contra sus supuestos «co-conspiradores» a cambio de que Steele y Hansmeier renunciaran a sus honorarios de liquidación.

 

 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top