Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Coppelia, la emblemática heladería cubana

Historia de Cuba

Coppelia, la emblemática heladería cubana

La intersección de las calles 23 y 21, L y K, en el municipio habanero de Plaza de la Revolución, ha sido históricamente un lugar emblemático

¿Qué había antes en el lugar donde está ubicado el Coppelia?

Allí se inauguró, en 1886, el hospital Reina Mercedes, en honor a la esposa del rey Alfonso XII de España. Luego del fallecimiento de esta fue rebautizado como Nuestra Señora de las Mercedes. “El Mercedes”, como se le conoció a esta institución causó furor y se convirtió en el primer centro médico-quirúrgico de Cuba hasta su demolición en 1954.

A partir de entonces, se planeó edificar un hotel -un rascacielos de 50 pisos-, pero el proyecto que preveía unas 500 habitaciones se canceló.

Con el año 1959, todos los cambios que se produjeron a nivel del país, también llegaron a esta área. Aquí se construyó el Parque del Instituto Nacional de la Industria Turística (INIT). Esta instalación contó con un diseño muy particular, pues poseía lagos y montañas artificiales, un escenario flotante, y bar, cafetería y restaurantes. No obstante, el proyecto no prosperó y solo estuvo funcionando durante un año.

Más adelante, abrieron en este sitio un cabaret, el Nocturnal, pero era demasiado el bullicio que generaba en una zona como esa. 

El Coppelia, la heladería por excelencia de La Habana

En 1966 se inauguró en ese lugar una heladería con capacidad para mil comensales y un menú con más de 20 sabores. Esta era, por mucho, una buena inversión, por varias razones. La Rampa, como lugar concurrido y populoso atrae a muchos visitantes y luego, por el calor y el clima, esto podría convertirse en parada obligatoria.

En torno a La Heladería Coppelia, la Catedral del Helado, todo es muy curioso. El proyecto, ideado por el arquitecto Mario Girona, solo tardó una semana en terminarse y la construcción, con jornadas de 24 horas, estuvo lista en 6 meses. No tuvo acto inaugural. Sencillamente, el 4 de junio abrió sus puertas y los transeúntes empezaron a entrar. 

En una entrevista publicada en el periódico Granma, Girona, quien recibiera el Premio Nacional de Arquitectura en 1996, relató las exigencias de la edificación, mencionó el sistema de trabajo con elementos prefabricados y las ventajas del hormigón armado para lograr el diseño previsto –en forma de araña– con un edificio central y cinco espacios pequeños alrededor. 

Debe su nombre a la pieza del ballet clásico Coppelia, una de las primeras obras montadas por Alicia Alonso al frente del Ballet Nacional de Cuba. Esto influyó también en el decorado del lugar. Sus diferentes secciones poseen elementos (cuadros, esculturas) que simbolizan esta danza.

Se dice que todo el mundo ha tenido una historia en Coppelia, pero ha habido algunos acontecimientos que han marcado el devenir del inmueble.

  • Varias escenas de la película Fresa y Chocolate, (1993 de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío) se desarrollan ahí. Esto aumentó la popularidad del emblemático sitio. 
  • El movimiento cubano de la Nueva Trova tuvo sus orígenes en las reuniones en este lugar que tenían sus miembros: Silvio Rodríguez, Luis Rogelio Nogueras, Víctor Casaus, entre otros.
  • Juan Formell, cantante y compositor, hizo ahí los arreglos a su disco con canciones para Elena Burke y su orquesta.
  • El trovador Frank Delgado le dedicó una canción: “Girona no sabía lo que hacía cuando en su arquitectura mezcló la realidad y la geometría”.

 

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top