¿Cómo pueden los cubanos recuperar la nacionalidad española?
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Continúa en Miami la búsqueda del bebé secuestrado tras masacre familiar

Estados Unidos

Continúa en Miami la búsqueda del bebé secuestrado tras masacre familiar

Mientras se redactaba esta nota, la policía no había encontrado al bebé Andrew…

Las tres mujeres asesinadas

De izquierda a derecha Isabel Valdez, de 62 años, Arleti García de 40 años y Lina González, de 84 años. (FOTOS ENVIADAS A PERIÓDICO CUBANO)

Tres mujeres fueron asesinadas con un arma de alto calibre y el supuesto agresor, que huyó con su propio hijo de apenas 11 días de nacido, fue encontrado muerto 24 horas más tarde en el Condado Pasco, al norte de la ciudad de Tampa.

Hasta el momento, las autoridades no han dado con el paradero del infante, aunque han intensificado la búsqueda por aire y tierra.

El hecho ocurrió alrededor de las 4:30 p.m. del pasado martes, en la vivienda ubicada en la 21900 del Southwest y la 187th Avenue, en el área de Homestead, al sur del condado Miami-Dade. La propiedad pertenecía al presunto asesino, Ernesto Caballero, de 49 años y de origen cubano, según informaron varios medios locales.

La noticia fue alarmante y ha conmovido a familiares, vecinos y toda la comunidad en el Sur de la Florida. Fuentes cercanas a la familia desconocen el móvil del crimen y alegan que Papito cómo le llaman los más allegados y hermano de Arletys, fue quien encontró a las tres mujeres, luego de realizar varias llamadas telefónicas sin tener respuesta.

Arleti García con su hijo secuestrado

Arleti García en el hospital luego del parto del hijo que fue secuestrado. (FOTOS ENVIADAS A PERIÓDICO CUBANO)

Las víctimas mortales de este homicidio fueron identificadas como Arletys García (40 años), Isabel Valdés (62) y Lina González (84), madre y abuela de Arletys, residentes de Miami, pero oriundas de una localidad rural llamada Pueblo Nuevo, localizada al norte del municipio de Yaguajay, en la provincia de Sancti Spíritus.

El recuerdo

Escribir sobre este suceso para este reportero, más que un acontecimiento noticioso, representa una triste realidad jamás imaginada. A pesar de no tener roce con Arletys desde hace ya varios años e incluso desconocer que vivía en Miami junto a su familia, siempre la recordará como la chica alegre, divertida, carismática y de pueblo; la misma de hace aproximadamente dos décadas en el IPUEC Mártires de Yaguajay. Arletys era la más loca y a su vez la más entusiasta de las primas de una de mis mejores amigas, Aylin Hernández, por quien tuve la dicha de conocerla en aquellos viajes de fin de semana a la casa de Pocha, donde siempre era un deleite la sombra de la arboleda, el paseo a caballo y la exquisitez de la comida campesina. Una sonrisa en su rostro, sus lindos ojos azules, la nobleza de su alma y su impecable apariencia física eran rasgos distintivos de aquella guajira campechana que, como mismo ella aseguraba siempre, estaba a la moda y no había “coba” que se le resistiera.

Arletys manejaba motor, montaba a caballo y bailaba sin igual. Le encantaban las fiestas y se divertía sin muchos requisitos. Era muy optimista en sus determinaciones: una de ellas fue la de vivir en Estados Unidos.

Hija ejemplar, hermana excelente, amiga intachable y, aunque no compartí con ella su faceta de madre, me atrevo a asegurar que ese título lo desempeñaba para bien, como ninguna.

Arleti García en su preuniversitario

Arleti García en su preuniversitario junto a sus amigos y un profesor. (FOTOS ENVIADAS A PERIÓDICO CUBANO)

La sobrina querida del popular y conocido Martell, temible subdirector de internado del Pre de Centeno, a quien Arletys adoraba y respetaba, a pesar de que siempre hacía alguna de sus travesuras y quien hoy desde la distancia, con el corazón destrozado certifico la recordará por siempre, desbordado en amor como el resto de la familia y sus amigos quienes han expresado sus condolencias a través de las redes sociales.

“En verdad ha sido un duro golpe para todos los que conocimos a Arletys, una muchacha tan alegre, a todos sacaba una sonrisa. La recuerdo con su uniforme en el Pre de Centeno cuando yo era maestra y ella estudiante. Nadie se resistía a su cariño, por donde pasaba solo dejaba amor.” Bertha López, Miami

Desde Dubái, Ibis Rey León cuenta que “Arletys era muy divertida, muchas veces salimos juntas y nos reíamos a carcajadas. Cuando me sentía triste me sacaba una sonrisa con sus ocurrencias. Muy elegante, un corazón gigante, egocéntrica de naturaleza, pues por donde pasaba había que mirarla. Positiva, cariñosa, muy querida por todos.”

Para Frank Arteaga, desde La Habana, “esto es demasiado fuerte. Cuanto lo siento por mi amiga Arletys, por la familia, por su hija y por su bebé. Me siento demasiado triste pues nosotros tuvimos una relación especial, fuimos los mejores amigos. No merecía que le arrebataran la vida de esa manera.”

“Duele mucho saber esta terrible noticia. Nuestra compañera de estudios tan alegre y tan joven, si alguien no merecía morir de esa manera tan trágica era Arletys. Todos los que te conocimos te recordaremos con el regocijo que te caracterizaba.” Yamilet del Río, Miami

“Es indudable que quien la conoció no haya entrado en shock por un momento, porque es algo increíble, monstruoso, ella siempre tan alegre, sonriente, contagiaba a todos”, dice Yanina Ortega, desde Mayajigua.

Mientras se redactaba esta nota, la policía no había encontrado al bebé Andrew, por lo que piden insistentemente ayuda de toda la comunidad a través de la línea de emergencia 911. Chris Nocco, alguacil de Pasco, dijo en conferencia de prensa que aún quedan esperanzas que el niño permanezca con vida, pues un testigo que ofreció información esta mañana dijo haber visto una mujer de cabello rubio en la camioneta marca Chevrolet Express de 2001, con placas HETY13 de Florida, la cual apareció a poca distancia del cadáver de Caballero y dentro pudieron encontrar un biberón del infante.

“Recuerdo y recordaré por siempre la Arletys dicharachera, buena amiga, jodedora, única en su personalidad y estilo. Nunca la vi triste, para ella todo era alegría. Juntos vivimos muy buenos momentos en aquellos años del pre universitario, donde nos conocimos.” Maikel Rodríguez, Aragua, Venezuela.

Por otra parte, las autoridades no han dicho quién tiene la custodia de Andrea, de entre unos 9 y 10 años de edad, hija de Arletys García, pues el padre biológico de la niña reside en Cuba.

Familiares, amigos y allegados a la familia abrieron una página de Gofundme para ayudar con los gastos funerales de estas tres mujeres que murieron en un abominable acto de violencia doméstica por salvar la vida del recién nacido.

https://www.gofundme.com/f/miami-dade-triple-homicide-funeral-costs

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top