Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cuba va muy por detrás en su plan de vacunación masiva contra la COVID-19

Noticias de Cuba

Cuba va muy por detrás en su plan de vacunación masiva contra la COVID-19

El ritmo de vacunación en Cuba va en continuo descenso debido a las carencias de insumos

Vacunación en Cuba

En descenso el ritmo de vacunación en Cuba. (Foto: Our World In Data)

En el pasado mes de mayo, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, aseguró en el programa televisivo Mesa Redonda que para finales del mes de agosto el país tendría completamente inmunizada al 70% de la población mayor de 18 años.

Ello representa alrededor de 6 millones de personas, para las cuales tendrán que ser administradas un total de 18 millones de dosis, debido al esquema de tres dosis que poseen los candidatos vacunales Abdala y Soberana 02 + Soberana Plus.

Cuando corren los últimos días del mes de julio, las autoridades de la isla reportan apenas 9 millones de dosis administradas hasta el 27 de julio, apenas la mitad de lo planeado cuando apenas restan 30 días para cumplir el plan.

En número de personas, ello representa 3 500 505 ciudadanos que han recibido al menos una dosis de uno de los candidatos vacunales cubanos, 3 048 468 con dos dosis y tercera dosis 2 536 149 personas.

El ritmo de vacunación en Cuba va en continuo descenso debido a las carencias de insumos y la poca planificación en la administración de dichos fármacos.

Todo ello ocurre cuando la isla se encuentra en medio del peor rebrote de la pandemia superando incluso los 9 mil casos diarios y ubicándose como el cuarto país del planeta con la mayor cantidad de positivos por millón de habitantes.

Cuba, por motivos no esclarecidos, decidió no participar del mecanismo Covax (que busca llevar las vacunas aprobadas internacionalmente a naciones más pobres) ni negoció dosis con sus aliados políticos Rusia y China, lo que la ha llevado a ser uno de los últimos países de la región en comenzar a inocular a su población contra el covid-19.

En este momento la isla se encuentra en una situación crítica no solo a nivel sanitario, sino económico y social. La isla ha tenido que depender de las donaciones de naciones aliadas al régimen debido a la incapacidad de producir sus propios alimentos.

Con relación a la COVID-19, los planes de la isla han sido un fracaso tras otro. A finales del pasado año la propaganda oficialista lanzó a los cuatro vientos la propuesta de fabricar 100 millones de vacunas para 2021, meta que no cumplirán ni de cerca.

Luego anunciaron la fracasada empresa de vacunar al 70% de la población antes de agosto, y aún queda por ver si podrán inmunizar a toda la población cubana antes de culminar el año.

El científico cubano Amílcar Pérez Riverol expresó que “ya no hay espacio para el chovinismo cuando se trata de la vida”.

“Cuba necesita más que nunca vacunar. Y hasta el 26 de julio mostraba los índices más bajos de dosis diarias administradas de todo su histórico. El comportamiento además ha sido inestable, todo indica que por la limitación de insumos para la producción. Esa tendencia debe ir revirtiendo según noticias de los últimos días”, manifestó.

Por último el destacado científico cubano alentó a las autoridades de la isla a buscar vacunas extranjeras. “Para vacunar hace falta vacunas. Dosis. Mientras más, mejor. Vengan de donde vengan. La inmunidad no entiende de banderas”, concluyó.

He pasado meses analizando los datos y defendiendo las vacunas de 🇨🇺. De la misma forma –incluso desde antes– defendí…

Publicado por Amilcar Perez Riverol en Jueves, 29 de julio de 2021

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top