Encuéntranos en

Joven cubana comparte su emotiva recuperación tras ser baleada en EEUU

Noticias de Cuba

Joven cubana comparte su emotiva recuperación tras ser baleada en EEUU

“Muchos piensan que vivir aquí es llegar a un hotel 5 estrellas donde vas estar siempre bien”

Beatriz Guzmán (FACEBOOK/ BEATRIZ GUZMÁN)

La joven cubana Beatriz Guzmán, quien actualmente reside en la ciudad Houston, Texas, compartió el pasado viernes en sus redes sociales una emotiva publicación sobre cómo la vida le cambió “en unos minutos”, tras recibir cuatro tiros al llegar a Estados Unidos. 

“¿Cómo la vida te puede cambiar en unos minutos? Escucho a tantas personas quejándose de su vida. Me da tanta tristeza escuchar esos lamentos, por eso hoy decidí sacar todo este dolor que tengo en mi corazón”, escribió en Facebook la joven originaria de Guantánamo.

Es lo que realmente me pasó. Soy un milagro de Dios ❤️🙏

Publicada por Beatriz Guzmán en Viernes, 30 de agosto de 2019

Antes del fatídico acontecimiento, la joven cuenta que vivía quejándose de su ropa, sobre todo aquellas blusas largas que le tapaban su abdomen, una región de su cuerpo que siempre tuvo mucho orgullo en mostrar.

También se lamentaba mucho por la escasez y las necesidades que habían en Cuba. Sin embargo, todo ello cambió al arribar a EEUU.

“Muchos piensan que vivir aquí es llegar a un hotel 5 estrellas donde vas estar siempre bien. Nos arriesgamos a tantas cosas para estar en Estados Unidos, aún sabiendo que nuestra vida corre peligro”, escribió. 

Tenía 19 años cuando recibió cuatro tiros frente a su casa

Cuatro días después de cumplir 19 años, Guzmán fue víctima de un asalto frente a su casa. El perpetrador le disparó cuatro veces en el abdomen. De acuerdo con el testimonio presentado por la cubana, la ambulancia tardó cerca de 13 minutos en llegar a la escena del crimen. 

“Me faltaba el aire, ya no tenía fuerzas para respirar. Mi mamá pedía auxilio. Yo escuchaba la voz de mi madre : no te duermas mi niña‘”, detalla. 

Publicada por Beatriz Guzmán en Viernes, 30 de agosto de 2019

Una vez en el hospital, Guzmán fue trasladada al salón de operaciones. La joven recuerda cómo sonaban los equipos, hasta que los médicos le inyectaron la anestesia. “Yo cerré mis ojos y empecé hablar con Dios, fue tan larga la conversación que hasta le dije que yo quería tener dos bebés y que esa bala que entró en mi vientre no iba hacer impedimento para mí”. 

Guzmán no despertó hasta dos días después -con la barriga aún abierta- y fue, nuevamente, sometida a una segunda operación. 

“Entró un doctor con una barba blanca”, recuerda. “Me dijo: ahora te pasaré al salón, estarás bien Beatriz‘. Me apretó mi mano fuerte. Yo, llorando y muy asustada le contesté: yo no me quiero morir doctor”. 

“Luego desperté y vi a todos felices a mi alrededor. Dije: estoy bien. Gracias a Dios que siempre estuvo ahí conmigo, sobreviví y hoy estoy aquí contando la historia”, añade. 

Beatriz Guzmán estuvo siete días en coma (BEATRIZ GUZMÁN/FACEBOOK)

Hoy en día, la joven asegura que no se viste con blusas cortas por causa de la herida en su abdomen, pero poco le importa. 

“Hoy extraño tanto Cuba, me sentía tan segura en ella hoy. Ya no me quejo de la vida ni de la ropa que traigo, ni de mi barriga (…) Valoren lo que tienen, el país que estén, la vida. Hoy estamos, mañana quién sabe”. 

Cubanos víctimas en el tiroteo en la ciudad de Odessa

Otra cubana, también residente en el estado de Texas, fue herida de bala el sábado durante el tiroteo en la ciudad de Odessa. La isleña de 27 años, identificada como Marián Boado Encinosa y madre de un bebé de 10 meses, recibió disparos en el abdomen, el pecho y en un codo.

Actualmente, recibe cuidados intensivos en el Medical Center Hospital de Odessa.

A la par, el ataque dejó una veintena de lesionados y al menos  siete víctimas mortales. Entre ellos, el cubano Rodolfo “Rudy” Arco.

 

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top