Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Cubano bota litros de yogurt a la calle para evitar un decomiso de la policía

NOTICIAS DE CUBA

Cubano bota litros de yogurt a la calle para evitar un decomiso de la policía

“¡Nos están matando de hambre!”, gritó mientras vertía el lácteo

Cubano bota litros de yogurt a la calle para evitar un decomiso de la policía

Cubano prefiere tirar su producto a la calle a que sea decomisado por la policía (Collage: Antena Cubana – Facebook)

Una de las situaciones que causa el desabastecimiento de alimentos en Cuba es el control del gobierno sobre la producción y venta de la mayoría de los productos, con el objetivo de evitar un libre mercado que impactaría positivamente en la población.

Los cubanos dedicados a la producción de alimentos son víctimas en muchas ocasiones de decomisos arbitrarios y prefieren tirar sus productos que dárselos a la Policía Nacional Revolucionaria.

En redes sociales circula un video que ejemplifica este problema, se trata de un vendedor de yogur, en Mayarí, provincia de Holguín, que al ser interceptado por agentes decidió botar litros de este producto a la calle para que no sea decomisado.

Advertisement

En las imágenes, publicadas en la página de Facebook Antena Cubana, se ve al hombre muy molesto y varias gritó a los oficiales “¡Nos están matando de hambre!” mientras vertía en lácteo.

“Son unos represores, no tienen corazón”, “por causa de los comunistas, estamos como estamos”, fueron otras de las frases expresadas por el vendedor antes de irse en su moto y ser seguido por dos oficiales.

En los comentarios usuarios como Haydee Peláez mencionaron que el hombre hizo bien al tirar el producto, debido a que al final los policías se lo iban a quedar para llevárselos a sus respectivas familias o venderlo en el mercado ilegal.

Advertisement

“Un 90% de la necesidad que enfrenta el pueblo cubano se lo debe al mismo sistema político que dirige la Isla. Un cambio en esa política represiva es la única solución al problema”, manifestó un internauta.

Otros usuarios coincidieron en comentar que mejor hubiera regalado el yogur a las familias cercanas donde fue interceptado, pero recibieron como respuesta que esa acción iba a desatar un castigo más represivo.

A inicios de este mes, un vendedor de ajos de unos 70 años recibió una exorbitante multa de 8.000 pesos por tener la patente para realizar esta labor.

Advertisement

Un usuario de Facebook compartió este hecho diciendo que el anciano estaba llorando al no tener los ingresos para pagar la sanción.

Hace unas semanas, productores de mango en Camagüey denunciaron que más de 80.000 libras se pudrieron en las cajas debido a que el gobierno no envió el trasporte para ser distribuido.

“Nosotros hubiéramos llenado el carretón de caballo o el de los bueyes para salir a venderlo, aunque fuera en los repartos cercanos, pero no tenemos la autorización”, dijo uno de los campesinos.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top