Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

#CultivaTuPedacito: Campaña del gobierno cubano que evidencia la escasez de alimentos

Noticias de Cuba

#CultivaTuPedacito: Campaña del gobierno cubano que evidencia la escasez de alimentos

La única “recompensa” será una pegatina con el texto: “Mi casa contribuye con la producción de alimentos, para minimizar los efectos del bloqueo”

#CultivaTuPedacito: Campaña del gobierno cubano que evidencia la escasez de alimentos

Nuevamente el gobierno de Cuba llama a la gente a cultivar alimentos para aminorar la crisis que le correspondería a las autoridades resolver, esta vez con la campaña #CultivaTuPedacito.

En su edición 56, el “Boletín de orientación e información a cuadros y dirigentes de base” exhorta a los cubanos a cultivar en sus patios, parcelas, macetas o cualquier superficie de la tierra a su alcance.

El texto intenta disimular la necesidad de que los cubanos sean autosuficientes disfrazándola, como ya es costumbre, como “tradición”, así como intentaron vender la cocina de leña como “artesanal”.

“Desde 1987 los cubanos conocemos de cerca el movimiento de la agricultura familiar, entre otras alternativas como la agricultura urbana y suburbana, surgidas en un momento de imperiosa necesidad como lo fue el periodo especial. En la actualidad debemos reforzar esa tradición heredada de cubano a cubano”, explica el escrito en su primera página.

Ya desde la vez pasada que el coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), Carlos Miranda Martínez, había solicitado la “cooperación” de los cubanos a mediados de mayo, había dicho que era “deber” de todos los ciudadanos “contribuir” a la mitigación de la crisis.

Sin embargo, ni en ese momento, ni en este boletín, mencionó que en ningún otro país de América se le pide a los ciudadanos aportar comida o que el régimen podría terminar con la crisis si solo se dignara a invertir lo suficiente en importar alimentos para abastecer a la población.

El boletín de los CDR incluso brinda recomendaciones para reutilizar chatarra para construir sus propias macetas y huertos de cultivo.

“Es un sinsentido, con la cantidad de campo que hay en Cuba para trabajar. ¿Por qué no lo aprovechan?”, se quejó Carlos Fumero, un joven cubano residente en la provincia de Mayabeque.

“Y a los que están trabajando la tierra le decomisan los productos”, añadió.

Lo grave de la “solicitud” del gobierno es que lo sembrado y trabajado por los cubanos, ni siquiera sería para ellos mismos como autoconsumo, sino, literalmente, para aportárselo al régimen, que a su vez llevaría un control de cuánto trabajo gratis debería hacer cada familia.

Esto comprobado en las indicaciones para los dirigentes locales de los CDR, que incluyen realizar un conteo de los patios de cada zona, que tenga en cuenta la cantidad de parcelas sembradas y cuántas podrían aprovecharse.

Asimismo, el folleto recomienda “conversar con la familia sobre la necesidad de cumplir con la tarea”, cuando la única “recompensa” para quienes ejecuten la tarea será una pegatina con el texto: “Mi casa contribuye con la producción de alimentos, para minimizar los efectos del bloqueo”.

#CultivaTuPedacito #TuAporteCuenta #CDR

Publicada por CDR de Cuba en Lunes, 15 de junio de 2020

La decadente situación del campo cubano

Aunque el bloqueo estadounidense no incluye alimentos, ni medicinas de ningún tipo, el régimen cubano se escuda en él para justificar la falta de comida, cuando en realidad son las malas prácticas y pésima administración castrista las responsables de la crisis.

Además de negarse a invertir en la importación de alimentos, el gobierno también le niega recursos al campo, cuyos productores padecen la falta de algo tan simple y básico como el fertilizante.

A esto hay que añadirle que la distribución y venta también está a cargo del gobierno, pues los campesinos corren el riesgo hasta de ser acusados de “desvío” o “acaparamiento” si intentan vender los productos por su cuenta.

Esto entorpece el proceso, pues toda la producción se acumula en un punto de venta, con un encarecimiento causa de la poca competencia y enormes colas por la falta de más opciones.

A la vez, las decadentes instituciones cubanas no cumplen con los productores. Ya sea por falta de recursos o de voluntad, las autoridades muchas veces recogen tarde las cosechas de los productores, causando la pérdida del producto, que se pudre esperando que lo recojan.

Asimismo, cuando llegan a recogerlo, también muchas veces le quedan a deber a los productores, no pagándoles el total de su cosecha, en ocasiones ni siquiera una parte, lo que hace que a su vez el campesino no tenga recursos ni para mantenerse, ni para continuar su producción.

En 60 años de manejar los campos cubanos el régimen de la Isla no ha logrado aprovechar su potencial, pues Cuba cuenta con enormes terrenos fértiles que ahora mismo no se aprovechan o se destinan a hierbas no comestibles para la exportación, como el tabaco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top