Connect with us

De Norwich a Guatemala: El dramático viaje de Onel Hernández para jugar con Cuba

Deportes

De Norwich a Guatemala: El dramático viaje de Onel Hernández para jugar con Cuba

Una historia que dejará a todos boquiabiertos

Onel Hernández

Onel Hernández viajó en una avioneta desde México hacia Guatemala. (Foto: Minrex-Twitter)

El viaje transatlántico de Onel Hernández el mes pasado desde Norwich para representar a su país fue una labor de amor.

El jugador de 28 años debutó en el descanso de una eliminatoria mundialista en Guatemala, luego de una carrera frenética que lo vio llegar al estadio apenas 40 minutos después del saque inicial.

Los medios oficialistas cubanos revelaron cada giro de la dramática historia, que comenzó con una solicitud para que Hernández se perdiera el empate 1-1 del City contra el Blackburn cuatro días antes.

La Odisea de Onel Hernández

Las consultas con la Embajada de Cuba en Guatemala, y viceversa, indicaron que la ruta de viaje planificada para Onel no sería práctica, ya que Estados Unidos había establecido restricciones a los viajeros provenientes del Reino Unido.

La comunicación con el jugador se hizo más intensa. Ocurrió en cualquier momento, incluso de madrugada teniendo en cuenta la diferencia horaria entre La Habana y Reino Unido. El objetivo era encontrar una solución para que el jugador pudiera llegar a tiempo para el primer juego.

Como Onel no tenía pasaporte cubano oficial, los esfuerzos de la embajada de Cuba en Guatemala tuvieron que duplicarse. Pasaron largas jornadas de trabajo hasta que estuvo listo cada documento, el suyo y el de otros deportistas en similares condiciones, que involucraron a varias embajadas cubanas en Europa y América.

Las autoridades evaluaron la pertinencia de traer a Onel a La Habana, con el objetivo de que aborde el chárter fletado para la delegación a Ciudad de Guatemala (desde España). Para ello, se consiguió un billete.

Sin embargo, en breve surgiría un nuevo impedimento, por común que parezca. Norwich City jugó el sábado 20 de marzo, y aunque se pidió la exoneración del deportista ese día, no la autorizaron, ni lo colocaron en el terreno de juego.

En tales circunstancias, Onel perdió el billete del avión que lo llevaría de Londres a España.

El deportista, que, ya desesperado, intentó fletar un vuelo privado a La Habana. Así expresó su deseo de jugar con la selección. Pero se consideró que era un gasto desorbitado y se le pidió que no lo hiciera.

Se le pasaron por la cabeza nuevas opciones, como alquilar un chárter a España, también muy caro, para el que nunca recibió un permiso de aterrizaje en Madrid.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de XXV (@onelhernandez_official)

Se obtuvo un boleto de Londres a México, donde no hay restricciones (Covid) para el Reino Unido y desde allí continuaría su viaje a Guatemala.

Ni siquiera un volcán pudo detenerlo

Luego, nuevas erupciones del volcán Pacaya bañaron la Ciudad de Guatemala de cenizas y obligaron al cierre del Aeropuerto Internacional La Aurora. Incluso la naturaleza estaba en contra de que Onel y otros atletas llegaran a tiempo.

Pero volvamos a La Habana: el domingo, 72 horas antes del primer partido, aún no se podía confirmar la entrada de Onel a Guatemala. Esto se debió a que en ese país estaba vigente un protocolo que impedía la entrada de viajeros procedentes del Reino Unido.

La Embajada de Cuba en Guatemala consiguió que la cancillería de ese país y el ministerio de salud pública y bienestar social autorizaran el ingreso de Onel con resultado negativo (Covid).

Pero el Pacaya siguió escupiendo cenizas y en La Aurora todo siguió cancelado: nadie entró ni salió. Pasaron las horas y era obvio que nuestro hombre estaría varado en México.

Onel podría intentar hacer una conexión con otro país y encontrar un acceso terrestre a la ciudad de Guatemala.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de XXV (@onelhernandez_official)

Se investigó nuevamente a El Salvador, país que mantenía la restricción para los viajeros provenientes del Reino Unido, pero permitía el acceso en tránsito. Al final esa opción fue rechazada.

Solo entonces se le sugirió a Onel viajar a Tapachula, capital del estado mexicano de Chiapas, a 300 kilómetros de la ciudad de Guatemala. La solución entonces fue que él viajara en automóvil, por un viaje de casi seis horas y a costa de encontrarse con carreteras bloqueadas y otros peligros.

Onel llegó alrededor de la 1:00 de la tarde. Solo quedaban cinco horas antes del inicio del juego. Con el apoyo del cónsul cubano en Guatemala, se acometió la coordinación del traslado definitivo.

Pero los tiempos se fueron acortando y surgieron otras ideas (a un traslado en taxi), como utilizar un helicóptero o avioneta para cerrar la ruta.

Dos horas después todo estaba listo: teníamos los permisos y la avioneta que se encargaría de trasladar a nuestro jugador. Un técnico cubano tendría la misión de acompañarlo.

Sin embargo, al iniciar el despegue se produjo una falla técnica en la aeronave que tuvo que ser reemplazada, retrasando el vuelo una hora más.

Interrogado y aislado por la policía mexicana

Al mismo tiempo, llegaron noticias alarmantes de Tapachula, ya que la policía mexicana preguntó a Onel por los verdaderos motivos de su estancia allí y acudió a entrevistarlo individualmente en una habitación aislada.

Un diplomático se comunicó de inmediato con el Ministerio de Relaciones Exteriores de México y la subdelegación de inmigración en Tapachula.

La cancillería mexicana indicó a su cónsul general en la ciudad guatemalteca de Tecún Umán, quien le aseguró que viajaría al aeropuerto de Tapachula para proteger a Onel. La comunicación telefónica con el deportista se perdió durante más de una hora.

Fue desde la Embajada de Cuba en Guatemala que pudo restablecer el contacto y se confirmó que las gestiones estaban surtiendo efecto.

El joven fue localizado por las autoridades migratorias mexicanas y ubicado en la terminal esperando su avión.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de XXV (@onelhernandez_official)

El once inicial cubano entró al estadio Guamuch Flores sin Onel en la lista de salida. No estaba allí, no había llegado a la ciudad.

Teniendo en cuenta el intenso tráfico, el cónsul cubano solicitó escolta policial para el traslado del aeropuerto al estadio. Y se logró.

El vehículo y su conductor sabían de la situación. Onel se cambió en la parte de atrás. Iría casi directo al campo. La escolta policial ofreció trato presidencial. Nada los detuvo, ni siquiera las aceras.

Cinco minutos después, Onel estaba finalmente en el estadio. Era el minuto 40 del partido.

Calentó y entró como suplente justo al comienzo del segundo tiempo.

Onel corrió y peleó por cada balón, peleó como un buen cubano y compartió la derrota 1-0 con su gente. Demostró ser un acérrimo defensor de sus raíces. Cuatro días después, ante Curazao, marcó su primer gol con la selección nacional y conmovió a una multitud que finalmente confirmó su calidad futbolística, y que ciertamente no conocía los detalles que ahora podemos narrar.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Videos de Cuba

Noticias de Cuba

Nuevos actos de represión en Cuba

By 13 mayo, 2021
To Top