Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Descienden en más de un tercio las exportaciones de pollo estadounidense en Cuba durante octubre

NOTICIAS DE CUBA

Descienden en más de un tercio las exportaciones de pollo estadounidense en Cuba durante octubre

El kilogramo se situó en 1.29 dólares, el valor más alto desde enero de 2019

Descienden en más de un tercio las exportaciones de pollo estadounidense en Cuba durante octubre

El aumento de los alimentos en el mercado mundial, especialmente el de la carne de pollo, ha lastrado el poder de compra de Cuba. (Foto: Periódico Cubano)

Cuba disminuyó en más de un tercio la compra de pollo estadounidense durante el mes de octubre con relación al mes precedente, motivado por un aumento en el precio del kilogramo, que fue el más alto desde enero de 2019 (1.29 dólares por kilo).

De acuerdo con las estadísticas oficiales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, en el décimo mes del año el régimen castrista destinó 20.54 millones de dólares que solo le alcanzaron para comprar 15.980 toneladas de pollo en diferentes modalidades de corte.

El economista Pedro Monreal que elabora una serie estadística de estos aspectos, apuntó que la reducción de las exportaciones estadounidenses de carne de pollo a Cuba en octubre 2022 no fueron compensadas por los suministros de Brasil, segundo mayor exportador estable de pollo a Cuba, pues en octubre solamente exportó 2.642 toneladas por valor de 2.84 millones de dólares.

El aumento de los alimentos en el mercado mundial, especialmente el de la carne de pollo, ha lastrado el poder de compra de Cuba. La situación es complicada, pues hay una muy baja producción nacional que se une a las pésimas cifras de la carne de cerdo, dejando prácticamente desprovisto al cubano para acceder a una fuente de proteína.

El economista cubano no avizora una pronta solución al problema, ya que las decisiones del régimen castrista con respecto a las inversiones en la agricultura son erradas y no se prevé un florecimiento del sector en el corto plazo.

Mientras tanto, el catedrático que trabaja para la Unesco en París, se pregunta qué pasaría si los millones de dólares del presupuesto público que las autoridades cubanas gastan cada año en la compra de carne de pollo en EEUU, se hubiesen invertido en la industria nacional y con apoyo a los productores cubanos para asegurar en el país la propia comida que se consume.

A pesar de las sanciones del embargo de EEUU sobre Cuba, vigentes desde 1962, el comercio de productos alimenticios y medicinas ha sido autorizado por varias reformas y lineamientos emitidos por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro y la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio.

Además de carne de pollo, Cuba compra regularmente en EEUU otros productos como fosfato de calcio, café, cacao (a granel), chips de maíz, jugos vegetales, cerveza, bebidas no alcohólicas, desodorantes, jabón, dentífricos y desinfectantes, entre otros.

Sin embargo, estas compras están supeditadas a un pago al momento, pues ninguna institución bancaria de EEUU le da crédito al gobierno de la Isla. El pago tiene que ser de contado.

Los países que le dan facilidades de financiamiento a Cuba rara vez pueden cobrarles las deudas. Los ejemplos con el Club de París, Rusia, China, España y hasta Argelia son reflejo de que las autoridades castristas son mala paga.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias
Síguenos en Google News y recibe más noticias como esta

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top