Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La desgarradora historia de una doctora cubana en Venezuela

Noticias de Cuba

La desgarradora historia de una doctora cubana en Venezuela

Han sido innumerables los casos de abuso y negligencia que los galenos cubanos han sufrido en las misiones humanitarias

Dayli relata que una vez tuvo que introducir un tubo a un paciente alumbrándose con la luz de su celular (BBC & INFOBAE)

Dayli Coro es una joven de 31 años que estudió la maravillosa vocación de la medicina. En sus sueños estaba el poder ayudar a los más necesitados brindando ayuda especializada. Cuando terminó sus estudios académicos, le comentaron la oportunidad de poder “ganar experiencia” siendo parte de la delegación de médicos que se embarcaría rumbo a Venezuela.

Uno de sus mayores objetivos fue el de poder ganar un mejor salario para el sustento familiar. En su natal Camagüey, Dayli ganaba apenas 15 dólares mensuales. Después le ofrecieron un incentivo de $125 dólares durante los primeros meses de estar en una misión en Venezuela.

Todo parecía ir mejorando cuando, después de los seis primeros meses, empezó a ganar 250 dólares y al inicio del tercer año, la galena devengó 325 dólares más un incentivo que recibió su familia en Cuba de 50 CUC al mes. Pero fue ahí cuando todo se vino para abajo.

Dayli sirvió en un centro de salud en una comunidad venezolana llamada El Sombrero. Para el 2016, la comunidad venezolana empezó a registrar un pico en la violencia y la tasa de asesinatos se volvió de 92 por cada 100 mil habitantes. Un infierno cada vez más regular en la Venezuela de Nicolás Maduro.

Crimen organizado en las calles de Venezuela

La doctora relata que era común el enfrentamiento entre bandas del crimen organizado a lo que, al término de éstos, los delincuentes llevaban a sus heridos a la sala de urgencias y normalmente era “un paciente con 12 o 15 balas en su cuerpo”.

Mientras atendía a los heridos, los delincuentes la tenían “amenazada regularmente a punta de pistola.”

Por si fuera poco, los irreales objetivos de los líderes de la misión cubana en el país sudamericano hacían mella en el autoestima y valor de su trabajo de la especialista en medicina. Dayli comentó que “ahí es donde comenzaron mis problemas porque no iba a mentir”.

“Si un paciente está listo para ir a casa y tomar un medicamento por vía oral, no iba a decir que estuvo ingresado con suero durante cinco días” y de igual manera abundó que “tampoco podía predecir cuántos pacientes de ataque cardíaco iba a tener en una semana determinada”.

Obligada a falsificar estadísticas

Estos irreales objetivos tenían un propósito para las autoridades cubanas. Gracias al irreal incremento de resultados, podían exigir un mejor pago por el servicio de los galenos o podían exigir un incremento en el número de beneficios que recibían.

El falsificar las estadísticas, como inventar pacientes o consultas que no existían, era algo en lo que Dayli no comulgaba y así fue como con la entereza de sus convicciones se negó a continuar con ello, por lo que los líderes de la misión cubana la mandaron a de San José de Guaribe.

Allí la obligaron de igual manera a inflar los números, pero ahora sin los recursos con los que contaba anteriormente.

Sin corriente eléctrica

El realizar partos sin el instrumental adecuado era obra de casi todos los días para Dayli, de igual manera relata que una vez tuvo que introducir un tubo a un paciente alumbrándose con la luz de su celular, ya que no había combustible para prender la planta eléctrica del centro de salud.

Dayli Coro, una mujer que inició la noble tarea de la medicina para ayudar a los más necesitados, tuvo la desgarradora experiencia de sufrir explotación laboral, amenazas de muerte y el trabajar en precarias situaciones.

Historias como las de Dayli nos muestran una vez más el crudo rostro de la crisis humanitaria en Venezuela y nos muestran el grado de desapego que tienen las autoridades del régimen  encabezado por Miguel Díaz-Canel para con las personas que ennoblecen con su labor la noble profesión de las misiones médicas cubanas en el mundo.

 

Con información de la BBC

 

6 Comments

6 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top