Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Detienen a 680 migrantes en una redada a fábrica de alimentos en Mississippi

Estados Unidos

Detienen a 680 migrantes en una redada a fábrica de alimentos en Mississippi

Autoridades de Inmigración dijeron que podrían ser el mayor operativo en sitios laborales en la menos una década y probablemente el más grande de la historia en un solo estado

Redada masiva de migrantes en una fábrica de alimentos en Tennessee

La operación que se realizó esta mañana forma parte de los registros a gran escala a fábricas de Estados Unidos (EL COMERCIO)

Agentes federales de migración realizaron este miércoles varias redadas de migrantes en procesadores de alimentos de Mississippi, Estados Unidos e informaron que las operaciones que iniciaron esta mañana son parte de los registros a gran escala que realizan a los propietarios de las empresas, informaron en sus portales Excelsior y El Universal.

Las autoridades llenaron dos autobuses de hombres y mujeres en la procesadora de carne de pollo Koch Foods Inc., en el pueblo de Morton, a 64 kilómetros al este de Jackson. Fueron llevados a un hangar militar para ser procesados por violaciones migratorias. Unos 70 familiares, amigos y residentes del área los despidieron gritando “¡suéltenlos!

Koch Foods Inc., no tiene relación con los hermanos Charles y David Koch, prominentes donantes conservadores políticos y activistas. La compañía no respondió de inmediato a un mensaje que se le envió para que diera respuesta a lo sucedido.

Acompañado de su padre, un niño de 13 años lloraba mientras ondeaba el brazo para despedirse de su madre, una guatemalteca empleada en Koch. A los trabajadores que confirmaron su estatus de residencia legal, se les permitió irse pero no sin antes una revisión a la cajuela de sus autos.

El director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, Mattew Albence, dijo a la agencia de noticias Associated Press que el saldo de arrestos podría significar el mayor operativo en sitios laborales en la menos una década y probablemente el más grande de la historia en un solo estado.

Las autoridades señalaron que unos 600 agentes inspeccionaron las plantas y rodearon los perímetros para evitar que los trabajadores escaparan.

Los detenidos fueron llevados a un hangar militar para ser procesados por violaciones migratorias.

La operación fue otra muestra de la manera en la que el gobierno del presidente Trump realiza su emblemática política nacional para combatir la inmigración ilegal. Horas más tarde, Trump tenía planeado visitar El Paso, Texas, donde un atacante estaba relacionado con “el temor de una invasión hispana”, por la que presuntamente mató a 22 personas en esa ciudad fronteriza.

Estas muestras de fuerza eran comunes bajo el gobierno del expresidente George W. Bush. El expresidente Barack Obama los evitó, imitando sus operaciones en centros laborales a auditorías de bajo perfil que fueron realizadas lejos de la vista pública.

Trump reanudó las redadas laborales, que son raras porque necesitan meses de preparación y muchos recursos. El año pasado, el gobierno hizo una redada en una empresa de jardinería cerca de Toledo, Ohio, y en una planta procesadora de carne en el oriente de Tennessee.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top