Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Economista cubano recomienda el modelo vietnamita para salvar el país

Noticias de Cuba

Economista cubano recomienda el modelo vietnamita para salvar el país

Tener en cuenta el modelo de Vietnam es muy beneficioso para Cuba a pesar de saber que hay grandes diferencias

omar everleny perez villanueva economista cubano

Al investigador le constan más de 15 libros publicados sobre el tema que considera la “asignatura pendiente de la Revolución”. (Foto: Omar Everleny Pérez Villanueva – Facebook)

A partir de la celebración de octavo Congreso comunista en el cual su principal premisa debe ser el análisis de la vida económica del país, el periódico El País realizó una entrevista al economista cubano Omar Everleny Pérez Villanueva, célebre conocedor del tema.

Everleny es doctor en Ciencias Económicas, además profesor titular de la Universidad de La Habana y exdirector del Centro de Estudios de la Economía Cubana.

Al investigador le constan más de 15 libros publicados sobre el tema que considera la “asignatura pendiente de la Revolución”.

Asimismo, dijo al medio español que ahí “se juega el éxito el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba”.

En su notable trayectoria el cubano acumula haber sido profesor invitado a importantes universidades extranjeras como por ejemplo Harvard, Columbia y La Sorbona.

Por su importancia, la redacción de Periódico Cubano transcribe las declaraciones del doctor Omar Everleny a El País.

Pregunta. ¿Qué se puede esperar de este congreso en lo económico?

Respuesta. El octavo Congreso evaluará temas importantes para el devenir del país. Si se concretan las acciones a aprobar, entre estas en primer lugar se hará una reseña de lo ocurrido entre 2016 y 2020, donde evidentemente los resultados son muy débiles. El país se encuentra en una crisis económica sin precedentes, donde es evidente que factores externos como el recrudecimiento del bloqueo por la administración Trump o la pandemia de la covid-19 han pesado mucho, pero también existieron muchas trabas internas. Creo que este Congreso debería ser lo más crítico posible, para ver si la asignatura pendiente del proceso revolucionario, que es la economía y su apertura, se acaba de aprobar.

P. ¿Será este el Congreso que bendiga la apertura económica de forma clara? ¿Una reforma a medias sería un error?

R. Los tiempos son diferentes a los Congresos anteriores. Nunca se había dado un Congreso con tanta complejidad de la vida política y económica de la nación, por lo que puedo esperar que se tomen medidas más audaces que las que se han tomado hasta ahora, en términos de concreción de políticas. Hay un 40% de la población que ha vivido toda su vida en una gran crisis, me refiero a los que tienen menos de 40 años, esa generación es muy rebelde y está hoy más informada por las tecnologías que las generaciones precedentes. No puede ser que tengan entre algunas de sus aspiraciones emigrar para sentirse más útiles y mejorar su nivel de vida. Por ende, creo que lo que se apruebe debe rendir frutos ya en el corto plazo. Como ha dicho el presidente cubano, no tenemos tiempo ahora para pensar en el largo plazo

P. ¿Qué cosas deben hacerse con urgencia?

R. Lo primero que debe hacerse, en términos de que no peligre el modelo, es resolver el tema de la alimentación del país, ya sea por la vía de incentivos concretos al productor agrícola nacional, entre ellos la eliminación del monopolio de [la empresa estatal]. Acopio, mejores precios al productor hasta buscar cualquier incentivo que permita a las empresas agrícolas extranjeras que vengan con tecnologías y también con capital. Hay que permitir que empresas mayoristas extranjeras vendan en el mercado nacional directamente desde la Zona Especial del Mariel u otra parte del territorio nacional, para que se reduzca la escasez de materias primas, equipamiento, vestuario, etc. Ha de concretarse la apuesta por las pequeñas y medianas empresas privadas o cooperativas, permitir el trabajo privado de la fuerza de trabajo altamente calificada (arquitectos, ingenieros civiles, abogados, consultores, etc.) En fin, todo aquello que coadyuve al aumento de la producción de bienes y servicios independientemente del tipo de propiedad.

P. Si en los sesenta el dilema era Patria o Muerte, ¿el momento ahora sería de Economía o Muerte, Apertura o Muerte?

R. Sí, yo creo que la consigna de Apertura o Muerte es indicativa de la necesidad que tiene este Gobierno de introducir con más fuerza al mercado, que no quiere decir cambiar el modelo que se ha seguido, pero tiene que ser un modelo económico diferente, que tenga resultados concretos.

P. Usted ha estudiado en profundidad el modelo vietnamita, ¿es una opción para Cuba?

R. Tener en cuenta el modelo de Vietnam es muy beneficioso para Cuba, a pesar de saber que hay grandes diferencias. Pero a la vez hay muchas similitudes. Ellos aplicaron el DOI MOI [renovación] en casi los mismos años que Cuba comenzó su Periodo Especial, y por la reforma profunda que implementaron han crecido a más de un 7% anual en casi 30 años. Hoy son una de las economías más dinámicas del Sudeste Asiático, dirigida por un Partido Comunista en el poder y mantienen buenas relaciones con Estados Unidos. Pero desde el inicio de su reforma fueron muy precisos al proponerse un Socialismo de Mercado. El principal desafío del Congreso es lograr cambiar toda aquello que ha impedido al país avanzar, descartando temas como el bloqueo, que no depende de los cubanos. Si se avanza, Cuba renacerá y EE UU se dará cuenta que su política fue inefectiva y buscara vías para renegociar el futuro. El caso de Vietnam lo demostró.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top