Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Atacante de la embajada de Cuba en Washington D.C. recibe una cuarta acusación

Estados Unidos

Atacante de la embajada de Cuba en Washington D.C. recibe una cuarta acusación

Alexander Alazo Baró disparó en más de 30 ocasiones contra la sede diplomática

El atacante de la embajada de Cuba en Washington D.C. recibe una cuarta acusación

Embajada de Cuba en Estados Unidos (Foto: Wikipedia)

Alexander Alazo Baró, el ex militar cubano que abrió fuego contra la embajada comunista en Washington D.C., recibió de manera formal una cuarta acusación por parte de un gran jurado federal de Estados Unidos.

El autor del ataque actualmente enfrenta cargos de descarga de un arma de fuego durante un delito de violencia, ataque violento a un funcionario extranjero o un local oficial y daño intencional a propiedades pertenecientes u ocupadas por un gobierno extranjero en EEUU.

A estas acusaciones, que iniciaron un proceso penal, se le suma ahora el uso, portación y descarga de un arma de fuego durante un delito de violencia.

El comunicado está firmado por Michael R. Sherwin, Fiscal Federal interino; y Matthew Miller, agente especial a cargo de la División de Campo de Washington del Servicio Secreto de EEUU.

La nota también tiene las rúbricas de Todd J. Brown, director del Servicio de Seguridad Diplomática de EEUU; y Peter Newsham, jefe del Departamento de Policía Metropolitana.

Ataque a la embajada cubana en Washington D.C.

Durante la madrugada del pasado 30 abril, el ex militar cubano Alexander Alazo Baró disparó en 32 ocasiones contra la fachada de la sede diplomática sin provocar algún fallecimiento o dejar personas heridas.

Algunos de los proyectiles se incrustaron en una estatua del héroe de la independencia cubana José Martí.

Tras las primeras investigaciones y la detención del cubano, las autoridades confirmaron que Alazo Baró de 42 años era residente en Aubrey, Texas, y realizó el ataque con una un rifle tipo AK-47.

Además, los policías encontraron varias municiones en el automóvil del atacante que estaba estacionado frente a la embajada cubana.

Las investigaciones también arrojaron que Alazo Baró está casado y es padre de cuatro hijos; asimismo sufre cuadros de esquizofrenia desde hace varios años que le provocan la sensación de estar perseguido por la Seguridad del Estado cubano.

Por esta idea de persecución, Alazo Baró llevaba nueve meses viviendo en su vehículo a fin de poder movilizarse de estado en estado “escapando” de los agentes del gobierno cubano.

Tras el ataque, el presidente Miguel Díaz-Canel exigió a EEUU considerar la agresión como un acto terrorista.

“Atentado terrorista a la Embajada de Cuba es un acto de odio, coherente con hostilidad de administración estadounidense hacia Cuba. No compartir con país atacado toda la información equivale a tolerancia y revive historia de terrorismo contra Cuba. Serenos y firmes”, expresó el mandatario designado.

Además, sin pruebas, el canciller cubano Bruno Rodríguez vinculó al atacante con los legisladores cubanoamericanos Marco Rubio y Mario Díaz-Balart.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top