Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

El circo del árbol navideño en La Habana en un país en penumbras

NOTICIAS DE CUBA

El circo del árbol navideño en La Habana en un país en penumbras

Un convenio de Cuba con Italia trata de ilusionar a los habaneros con el árbol

árbol de navidad en La Habana (1)

La misma revolución que mencionan los italianos, fue la misma que prohibió la navidad, y la que cohíbe que hoy el pueblo celebre la fecha como se debe. (Foto: Periódico Cubano)

Recientemente, los habitantes y transeúntes de La Habana, miraron con asombro un árbol navideño que adornaría la concurrida esquina de Galeano y San Rafael.

Al momento de escribir la primera nota sobre el famoso adorno, no se conocían detalles de a quién se le había ocurrido, en medio de la miseria, las necesidades y los apagones, ubicar un árbol, para recibir con alegría la llegada de Jesucristo.

Una investigación que fue publicada en la página de Manuel Milanés, da algunos detalles interesantes de por qué, justo en ese sitio, se ha posicionado el árbol. Y es que resulta, que a la famosa calle Galeano, ahora le dicen Avenida Italia, pues la repartición del patrimonio cubano a empresarios italianos es cada vez más notable.

El “Árbol de la amistad” nombraron el pino que adorna, la calle habanera, según los promotores del proyecto Avenida Italia, con el árbol de 300 metros de luces, “los campos y los campesinos de Cuba llegaron a La Habana”.

Asimismo, como si estuvieran hablando de una Cuba paralela, los promotores detrás de esta idea, comunicaron que el adorno tiene “dos lazos, testigos de las vidas que se salvaron en Italia (Turín y Crema) en el medio de la pandemia de la Covid-19, gracias a la ayuda de la brigada médica Henry Reeves, que fue a curar personas y a calentar corazones”, cosa que no hicieron los médicos cubanos en su propia tierra.

En Cuba ningún corazón ha podido estar caliente en mucho tiempo, porque ni comida, ni cobija, ni deseos queda en una sociedad derrumbada por una ideología turbada y un gobierno macabro.

Según explicaron en un artículo del blog del economista cubano antes mencionado, este proyecto de Avenida Italia, está dentro de los planes de un empresario que tuvo algunos problemas en Turín, y escogió a la Isla comunista para negociar.

Michele Curto, sospechoso de fraude en la región italiana citada, “fundó una start-up con la intención de atraer a Cuba empresas italianas e inversionistas del sector agroalimentario. Comenzaron a exportarse aguacates, chocolate y café cubano para «ayudar» al pueblo a través de la agencia AICEC (Agencia de Intercambio Cultural y Económico con Cuba) creada por Michele en 2015. Actualmente, esta agencia se encuentra detrás de los negocios del régimen con Italia”, aseguraron en el blog de Milanés.

Lo cierto es que al árbol se le prendieron sus luces en la destruida Habana Vieja, el pasado 13 de diciembre, como “símbolo vivo de la fraternal amistad entre los pueblos de Cuba e Italia”. Además, según expusieron en la página de Facebook, de Avenida Italia, “el Pino ha sido donado por el Grupo Agroforestal que se suma a la Avenida Italia, y simboliza el vínculo profundo entre los cubanos y sus montañas, lugar de producciones orgánicas, tradición y cuna de la Revolución.”

La misma revolución que mencionan los italianos, fue la misma que prohibió la navidad, y la que cohíbe que hoy el pueblo celebre la fecha como se debe.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias
Síguenos en Google News y recibe más noticias como esta

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top