Incendio de Matanzas (minuto a minuto)
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Rigondeaux pierde su pelea contra Casimero por votación dividida

Deportes

Rigondeaux pierde su pelea contra Casimero por votación dividida

Rigondeaux parece no acabar de entender que en el boxeo profesional no se premia la defensa

El cubano Rigondeaux pierde su pelea contra Casimero por votación dividida

El cubano Rigondeaux pierde su pelea contra Casimero por votación dividida. (Foto: Captura de Pantalla-Youtube)

El boxeador cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux perdió su pelea por el título de campeón mundial de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) contra el pilipino John Riel Casimero, quien de esta forma retiene el cinturón.

El combate pactado a 12 asaltos fue votado por los jueces de forma dividida pues 2 de ellos vieron ganar al filipino con votaciones de 117 a 111 y 116 a 112, mientras el tercer oficial vio ganar al cubano de forma más apretada con un 115 a 113.

Lo cierto que los asistentes a la velada boxística en la noche del sábado 14 de agosto en Carson, California, vieron un deslucido combate con muy pocos golpes. Rigondeaux fiel a su estilo de “dar y que no le den” corrió por todo el ring esquivando los golpes que su contrario lanzaba al aire, pero cunado tuvo la oportunidad de ripostar no lo hizo en demasiadas ocasiones y la pelea se tornó aburridísima.

No faltaron los abucheos del público asistente hacia ambos boxeadores, aunque en el subconsciente de todos siempre se culpa al que corre por el ring ese que está pegado a las cuerdas y actitud defensiva. Por ello a Rigondeaux se le penaliza más pues su estilo de esquivar fue llevado a la máxima potencia, según las estadísticas oficiales Casimero impactó la anatomía de su rival en 47 ocasiones y el cubano lo golpeó 44 veces. Poquísimos golpes para 12 asaltos de 3 minutos cada uno.

En varios asaltos de la pelea se escuchó a los entrenadores del cubano pedirle a su pupilo de pantaloncillo dorando con guantes en color lila que tirara más golpes, pero al parecer el nacido en Santiago de Cuba no quiso hacer caso y prosiguió con su plan. Él tiene 40 años y demasiadas peleas en sus costillas para que le digan lo que debe hacer encima del ring.

Sin embargo, Rigondeaux parece no acabar de entender que en el boxeo profesional no se premia la defensa sino la actitud y el ataque; y ante la duda por un combate deslucido y muy cerrado donde no hubo golpes definitorios, los jueces decidieron dejar el título en manos de su actual dueño, el filipino Casimero.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top