Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

“Ellos no me dejaron otra opción”: Activista que se autolesionó habla sobre su interrogatorio

Noticias de Cuba

“Ellos no me dejaron otra opción”: Activista que se autolesionó habla sobre su interrogatorio

La Seguridad del Estado amenazó a su familia, su pareja y su carrera, lo que lo llevó a niveles extremos de miedo y estrés

Habla el joven que se autolesionó en interrogatorio de la SE. (Raúl Soublett López Facebook).

El joven Raúl Soublett López, pareja del periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho, y que este jueves se autolesionó durante un interrogatorio de la Seguridad del Estado se pronunció al respecto a través de sus redes sociales.

En una publicación de Facebook, el joven activista por los derechos de la comunidad LGBT explicó que lo que lo llevó a lastimarse a sí mismo fue la presión psicológica de las autoridades.

“Ellos no me dejaron otra opción. Me mostraron dos caminos de los cuales ninguno escogí. Yo mismo decidí el camino que iba a coger.  Me auto agredí, fue la única forma que encontré para salir de ese ambiente incómodo, tan indeseable”, señaló.

Explicó que le mencionaron a su familia y amigos, y que las opciones limitadas que le dieron para contestar lo llevaron a un nivel de desesperación que lo dominó y lo llevó a atentar contra sí mismo.

“Tantos chantajes, amenazas contra mi madre, mi pareja, mi centro de trabajo, con mi carrera universitaria, con darme un tratamiento especial el cual iba ir viendo una vez que saliera de ese lugar; todo fue insoportable”.

De acuerdo con su publicación, las autoridades lo citaron mediante una llamada telefónica por la noche para verlo en el Cine Acapulco a las 9:00 am del día siguiente.

Sin embargo, al llegar al lugar pactado fue trasladado a una casa de Seguridad, donde comenzaron a interrogarlo sobre su labor activista, el trabajo de su pareja y su situación familiar.

Afirma que lo acusaron de estar financiado en sus actividades por organizaciones y personas que a la vez reciben dinero de la NED y lo relacionaron con personas financiadas para actos subversivos en Cuba.

Según explica, fueron principalmente las menciones a su familia y su pareja las que lo llevaron al extremo, así como las amenazas contra su carrera académica, pues amenazaron con expulsarlo de la Universidad.

“Pedí que me dejarán tranquilo, en paz. Mi respiración se fue entrecortando, mi corazón iba a millón, temblaba, agarré una copa llena de agua y sin pensarlo, sin identificar en ese momento lo que estaba agarrando, lo incruste contra mi cabeza. No sentí dolor. Me aceleré y quise agarrar todo lo que había cerca. Destruí las copas, la mesa, su teléfono, tenía el diablo en mi cuerpo. Ese diablo iba contra mí mismo. Ese diablo lo trajeron ellos”, expresó.

Soublett señaló que fueron la desesperación y el miedo, inducidos por la insistencia de los agentes y sus modos de dirigirse a él, los que lo hicieron perder el control.

“Ellos me llevaron a ese extremo donde la desesperación y el miedo me hicieron cometer algo que en mi sano juicio jamás haría. Nunca he intentado atentar contra mi vida, contra mi cuerpo, ni mucho menos eso que ocurrió fue premeditado como ellos me dijeron. Ese castigo al cual fui sometido, tuvo sus consecuencias”, agregó.

Al ver lo que había pasado los agentes cesaron el interrogatorio y trajeron atención médica para atender las heridas del joven activista.

Personal médico lo atendió y suturó sus heridas, tras lo cual los oficiales le pidieron no mencionar lo que pasó y que mintiera diciendo que se lastimó en otro lugar.

“Pensaron en dejarme en un policlínico y montar todo un show, todo para que no se supiera lo que realmente había ocurrido, porque según ellos yo iba a ser el único perjudicado porque ellos iban a responder con evidencias y a la larga todo esto se iba a virar contra mí”, explicó el joven.

Aunque Raúl sí intentó mentirle a su pareja, diciéndole que se había lastimado en un parque con una piedra, Héctor no le creyó y el joven terminó contándole la verdad.

“No puedo evitar que aún me corran lágrimas. Trato de estar tranquilo pero me duele mucho y cuando me miro al espejo vuelvo a recordar ese episodio”, declaró Raúl.

El joven activista concluyó su mensaje agradeciendo a quienes le han enviado mensajes de apoyo desde que se dio a conocer lo sucedido, y pidió a las autoridades dejar de presionar psicológicamente a sus detenidos por el gran daño que les ocasionan.

“Paren de seguir usando esos métodos de intimidación y chantajes. Cada una de esas acciones dejan huellas imborrables, provocan severos daños y recuerden que no hay castigo sin consecuencias”, concluyó.

Los casos de autolesión son una reacción extrema en personas o animales, como respuesta al sometimiento a enormes cantidades de estrés, causada por la desesperación y las ansias que en ese momento su mente no sabe cómo direccionar y concluye en el daño auto infringido.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top