Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Establecen nuevo Récord Guinness en comer la mayor cantidad de rosita de maíz

Mundo

Establecen nuevo Récord Guinness en comer la mayor cantidad de rosita de maíz

El tiempo de ingestión solo duró 8 minutos

Establecen nuevo Récord Guinness en comer la mayor cantidad de rosita de maíz

Establecen nuevo Récord Guinness en comer la mayor cantidad de rosita de maíz. (Foto: Captura de YouTube)

Matt Stonie batió un nuevo Récord Guinness al comerse la mayor cantidad de rositas de maíz en tan solo 8 minutos y aunque confiesa haber sentido dolor se siente satisfecho por conseguir la marca mundial que de momento ninguna otra persona en el mundo ha intentado.

El pasado 25 de abril en Las Vegas, este estadounidense de nacimiento, se comió 28 paquetes de palomitas de maíz, cada una de 24 onzas de peso. Esto significa que Stonie ingirió 42 libras de las palomitas de maíz de una sola vez.

“Simplemente encontré el ritmo y seguí crujiendo y crujiendo y esforzando más allá del dolor y simplemente disfruté 28 cajas y media de palomitas de maíz”, confesó Stonie a las cámaras de la televisión que cubrían el evento.

Stonie competía junto a otros concursantes como Joey Chestnut y Geoff Esper, pero su voraz apetito lo hizo alzarse -por un amplio margen- como el único recordista en esta curiosa modalidad.

Los récords Guinness son una organización que desde 1955 enumeran logros e hitos tanto de humanos como de animales que son considerados como únicos. La popularidad de estos récords los ha convertido en la principal autoridad internacional en la catalogación y verificación de las hazañas más increíbles del mundo.

[Mowplayer-Video ID=g7f6mU81EEo]

Un cubano también tiene un insólito récord Guinness

El cubano Christian Manuel Castellano Rangel, de 21 años de edad, rompió el Récord Guinness en la especialidad de escachar latas con la espalda al conseguir triturar 84 latas de cerveza en tan solo un minuto, valiéndose de sus escápulas.

La insólita marca, para la cual entrenó durante más de 12 meses, fue conseguida en las instalaciones del Hotel Don Florencio, ubicado en la ciudad de Sancti Spíritus. Allí los trabajadores del local se confabularon para prestarle al cubano unas 91 latas de cerveza Heineken vacías para que las escachara con su espalda.

“Estuve entrenando fuertemente, siempre cuidando que no se me lastime la espalda. Corro, hago planchas y abdominales. Soy capaz de doblar los hombros, las rodillas, los dedos de las manos y los pies hasta posiciones insospechadas y no siento dolor”, explicó al diario Juventud Rebelde.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top