ESPECIAL CUBACEL: Manda 20 CUC y en Cuba reciben 50 CUC
Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Fábrica “Cereales Cienfuegos” casi paralizada, los trabajadores no cobran

Noticias de Cuba

Fábrica “Cereales Cienfuegos” casi paralizada, los trabajadores no cobran

La industria harinera no paga a destajo, por lo que hay un salario fijo

Fábrica “Cereales Cienfuegos” casi paralizada, los trabajadores no cobran

Fábrica “Cereales Cienfuegos” casi paralizada, los trabajadores no cobran. (5 DE SEPTIEMBRE)

Falta de materia prima y deficiencias tecnológicas son dos de las causas que aquejan a la industria molinera cubana que además de afectar la producción de alimentos en la isla, es un drama para los trabajadores del sector que cobran salarios ínfimos, señala el periódico estatal del territorio cienfueguero, 5 de Septiembre.

La Unidad Empresarial de Base (UEB) Cereales Cienfuegos no escapa a esta realidad pero los obreros siguen sometidos a “los turnos de noche y fines de semana con la rotura hasta del elevador de personal, lo cual los obliga a escalar nueve” y como cobran por producción a destajo, el salario es “un insulto al bolsillo: 340 pesos CUP”, dice el periodista Roberto Alfonso Lara autor del artículo.

Ante la interrogante de los obreros: “¿Cómo es posible que quienes están en oficinas ganen lo mismo o más que los directos a la producción?”, el jefe de Producción, Boris Gutiérrez Mesa, explicó que “la queja es de hace años, pero no termina de resolverse. Nosotros abogamos por el pago a destajo, de manera que el trabajador cobre según lo que produzca. El sistema de pago por resultados existente hoy en la empresa no nos beneficia en nada. Ese cambio que reclamamos, con normas acordes con las condiciones técnicas del molino, incrementará la producción, la gente se preocupará más y las interrupciones laborales serán menos”.

“Cuando cumplimos los planes, aquí un molinero gana alrededor de dos salarios, de 800 a 1 200 CUP. Pero lo mismo cobra el que está directo a la producción que aquel que permanece sentado en una oficina con aire acondicionado. Y no es justo, sobre todo con el hombre que traga polvo, hace malas noches, trabaja sábados y domingos, incluso hasta el 31 de diciembre”, se quejó el jefe de producción ante la visita de Jorge Luis Tapia Fonseca, vicepresidente del Consejo de Ministros.

La industria cienfueguera fue diseñada para procesar 525 toneladas diarias de harina, un 40 por ciento de lo consume el país hoy día, pero tras las dificultades con el arribo de materias primas y problemas con el equipamiento técnico, solo hacen 200 toneladas.

Yasmany Gómez Contreras, jefe de Brigada, también se pronuncia sobre la problemática al exigir que “pongan el sistema de pago a destajo para uno poder producir y cobrar más, a ver si estimulamos a los ‘directos’. Lo hemos planteado en todas partes y no se ha podido implementar”.

Por su parte, Sandra Sánchez Pedraza, secretaria del buró sindical, y de cuyo cargo se espera que defienda a los trabajadores asumió una postura totalmente contraria, “el molino decide la producción. Esto no solo va en detrimento de la remuneración de los trabajadores pues también los impulsa a moverse hacia otras áreas de la propia UEB u otras entidades”.

La solución parece estar cerca o al menos eso hicieron creer cuando Yanoski Calderín González, viceministro del Minal dijo que “durante este mes de octubre se le dará solución al problema. Para eso trabajamos con el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, porque sí está claro que debemos resolverlo para alcanzar los niveles de producción de harina de trigo que necesitamos”.

 

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top