Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Reina el hacinamiento y la oscuridad en el principal hospital de Cienfuegos

Noticias de Cuba

Reina el hacinamiento y la oscuridad en el principal hospital de Cienfuegos

A diferencia del resto de las provincias de Cuba, Cienfuegos cuenta con un solo Centro Provincial de Emergencias Médicas

Hacinamiento y oscuridad en el principal hospital cienfueguero

Hacinamiento y oscuridad en el principal hospital cienfueguero (5 de SEPTIEMBRE)

En una crítica raras veces vista en la prensa oficialista, el periódico 5 de Septiembre de la provincia de Cienfuegos denunció en un artículo reciente las condiciones de oscuridad y hacinamiento que imperan en el único hospital con cuerpo de guardia en el territorio, el Gustavo Aldereguía Lima.

Un total de 340 pacientes diarios acuden a este centro de urgencias médicas, donde son clasificados por un código de colores para ser readmitidos en las diferentes salas y especialistas según el padecimiento que presnetan.

Precisamente, esta es la primera situación incómoda a la cual deben enfrentarse las personas que acuden allí.

El Código de Colores tiene tres categorías Código Rojo (resucitación, atención de forma inmediata), Código Amarillo (urgencia médica, puede esperar hasta 60 minutos) y Código Verde (urgencia menor, tiempo de espera hasta 2 horas).

Las estadísticas indican que “actualmente el 52 por ciento de quienes llegan al hospital tipifican como código verde, o sea, su patología puede ser tramitada en la atención primaria”, dicen los directivos del hospital entrevistados por el citado medio de prensa.

Los mismos recomiendan que ir en un primer momento a los consultorios médicos de la familia para evitar el hacinamiento que se produce en el cuerpo de guardia.

“Los locales de las consultas son pequeños. A veces, confluyen en estos sitios especialistas, estudiantes, residentes, pacientes y acompañantes, todos al mismo tiempo, una escena que visualmente parece un gran molote de personas; eso va en contra de la privacidad, de la concentración del médico y en algún momento habrá que resolverlo”, comenta el Dr. Jocelín Moreno Torres, jefe del Centro Provincial de Emergencias Médicas.

Un comentario similar expresa la ciudadana Ángela Gómez Reyes, de 56 años, quien opina que “las puertas no tienen llavines y la gente interrumpen al médico una y otra vez; yo no pudiera concentrarme con tantas personas hablándome a la vez”.

“Caminar por los pasillos medio oscuros —faltan luminarias y sobran mosquitos—, es como recapitular las escenas de máximo movimiento en las series televisivas, hay batas blancas por doquier. La gente va y viene, con maletines, con ventiladores, con un pomito de agua, con unos refrescos”, dice el artículo del 5 de Septiembre.

La situación con las camillas y sillas de rueda es otro punto álgido de la infraestructura del hospital. En total solo hay 16 camillas y siete sillas de rueda para atender a una población que en la cabera provincial supera las 100 mil personas.

De la higiene de los baños habla la recién nombrada directora de la institución hospitalaria Dra. Yagen Pomares Pérez. “En dos meses se han robado más de seis llaves del lavamanos en el área de Ortopedia y de igual modo ocurre con los otros”.

“Rompen los descargues, tupen los inodoros o se llevan el pestillo de la puerta. Resulta muy difícil mantenerlos activos y limpios si la población no cuida ese entorno (…) Hemos pensado en arrendarlos a alguna cooperativa, todavía no la encontramos y aunque haya que pagar un peso será muy diferente este servicio”.

 

 

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top