Conecta con nosotros

PERIÓDICO CUBANO

Informe de EEUU afirma que el “Síndrome de La Habana” no fue provocado por agentes extranjeros

ESTADOS UNIDOS

Informe de EEUU afirma que el “Síndrome de La Habana” no fue provocado por agentes extranjeros

La nueva evaluación concuerda con un informe de la CIA, donde se concluye que era improbable que los “incidentes anómalos de salud” fueran causados por “una campaña mundial sostenida”

Cubanos que llevan años esperando una visa a EEUU se quejan de las facilidades del nuevo parole

Siete agencias de inteligencia participaron en la revisión de cerca de 1.000 casos de “incidentes sanitarios anómalos”, que comenzaron por la Embajada de EEUU en La Habana. (Captura de pantalla: Nmás – YouTube)

Un informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos reveló que los incidentes de salud por “ataques acústicos” que sufrieron diplomáticos estadounidenses en la capital cubana, fenómeno conocido como “Síndrome de La Habana”, no se debieron a la acción de un agente extranjero.

Según el diario The Washington Post, siete agencias de inteligencia participaron en la evaluación de cerca de 1.000 casos de “incidentes sanitarios anómalos”, para terminar concluyendo que era “muy improbable” que un agente extranjero fuera responsable.

Los analistas no encontraron ningún patrón o conjunto común de condiciones que pudieran vincular los casos individuales. Las hipótesis iniciales apuntaban a Rusia o China como posibles responsables, lo que fue rechazado por el régimen de Cuba, que negó la existencia de “incidentes de salud” y atribuyó el hecho a un asunto psicológico de histeria colectiva.

Los reportes de problemas de salud que afectaron a personal diplomático estadounidense en La Habana también se observaron en otras partes del mundo.

Específicamente, el reporte indica que la posibilidad de que Rusia u otro Gobierno o actor privado estuvieran detrás del misterioso síndrome es muy baja. Tanto el Departamento de Estado como el FBI fueron incapaces en los años recientes de corroborar el uso de un arma con alta concentración de energía que pudiera ser apuntada hacia un lugar específico y causar daños.

La conclusión es similar a la recogida por un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que hace algunos meses por instrucción del presidente Joe Biden reveló que era improbable que los “incidentes anómalos de salud” fueran causados por “una campaña mundial sostenida”

El tema también fue investigado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EEUU, que habían determinado que “la energía de radiofrecuencia dirigida y pulsada parece ser el mecanismo más plausible para explicar estos casos”.

De acuerdo con The Washington Post, los agentes de inteligencia norteamericanos aseguran que se utilizaron recursos extraordinarios para investigar el extraño síndrome. El director de Programas de Inteligencia del Consejo de Seguridad Nacional, Mather Bitar, dijo que durante la investigación se emplearon recursos extraordinarios, pero se deja abierta la posibilidad de seguir indagando.

Lo cierto es que las afecciones de salud del personal diplomático fueron ciertas y las secuelas están corroboradas por estudios médicos en hospitales y centros de investigación en EEUU. De hecho, hasta el propio Congreso de EEUU aprobó una ley para garantizar atención médica a los afectados y una indemnización monetaria para aquellos casos que por su condición médica no pudieron seguir trabajando.

Hay afectados que no comprenden la conclusión. “Hay algo contraintuitivo en todo esto. Si los médicos nos están diagnosticando a algunos de nosotros una lesión cerebral cualificada en acto de servicio y no decimos que haya sido un adversario extranjero, ¿qué ha sido?”, preguntó un antiguo agente de la CIA que experimentó los síntomas.

¡Únete al canal de Telegram y WhatsApp para contenidos exclusivos!

SUSCRÍBETE y recibe noticias GRATIS
Suscritos Widget

Comentar noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba