Connect with us
PERIÓDICO CUBANO

PERIÓDICO CUBANO

Inspecciones sorpresivas detectan “irregularidades” en panaderías de La Habana

NOTICIAS DE CUBA

Inspecciones sorpresivas detectan “irregularidades” en panaderías de La Habana

Producto por debajo del peso establecido y sin los ingredientes establecidos, así como errores en los procedimientos contables fueron algunas de las fallas

Inspecciones sorpresivas detectan “irregularidades” en panaderías de La Habana

Se detectó mercancías retenidas, no expuestas en áreas de venta y falta de componentes en las producciones para ser acaparados por los panaderos. (Collage: Tribuna de La Habana)

En medio de una crisis económica sin precedentes, en especial con un marcado déficit de alimentos, el gobierno cubano intenta desviar la atención médica con el regreso a las campañas contra las ilegalidades y los altos precios.

En las últimas horas agentes de la Dirección de Inspección Provincial (DIP) en La Habana hicieron un recorrido sorpresivo por las panaderías de la capital, donde encontraron múltiples ilegalidades que afectan al consumidor y a la economía estatal, poniendo de manifiesto el absurdo de que un Estado se dedique a fabricar pan.

De acuerdo con el diario oficialista Tribuna de La Habana, entre las faltas más reiteradas estuvieron la violación de la norma en el peso de pan, que debe tener 80 gramos, pero en varias comprobaciones el producto se vendía “muy por debajo” del peso establecido.

Además, se detectó “incumplimiento de los planes de producción sin justificación, pues se demostró la existencia de las materias primas, violación de los procedimientos contables, mercancías retenidas no expuestas en áreas de venta y falta de componentes en las producciones para ser acaparados por los panaderos”.

Todo ello fue detectado en las panaderías estatales La Milanesa (calle 240 esq. 29 La Lisa), Nueva Joya (calle 51 e/ 212 y 214), Nueva Lisa (calle 51 entre 154 y 156), La Elena (calle 81 e/ 160 y 162) y Plaza de Mayo (Calle 51 entre 274 y 276, Arroyo Arenas), todas pertenecientes a la Empresa Provincial de Industria Alimentaria (EPIA), adscrita al Ministerio de Comercio Interior (Mincin).

Entre las sanciones que se tomaron estuvieron el cambio inmediato de administrador en las panaderías La Elena, Nueva Lisa y la Milanesa, por ser los establecimientos donde se detectó un mayor número de incidencias.

El grupo de inspectores de la DIP también solicitó a la EPIA que en un plazo no mayor de 10 días tiene que presentar el Plan de Medidas Administrativas y Organizativas con el fin de corregir las fallas detectadas durante la visita sorpresiva.

No obstante, el gobierno de La Habana pide a los ciudadanos que continúen con las denuncias oportunas y por la vía correcta, con el fin de que “se respeten y se hagan cumplir sus derechos” como consumidor.

Para los cubanos que han comentado en las redes sociales este tipo de campaña contra las ilegalidades no surte efecto a largo plazo, pues “el problema es que no se elimina lo que provoca esta consecuencia, quitan unos y vienen otros a lo mismo, porque la necesidad que hay es de todo y nadie revisa cómo funcionan. Cuando no haya necesidades extremas veremos a ver si es posible, nos han enseñado a esto, es en todos los sectores”.

En el mismo sentido, reflexiona Libia Bárbara Horta Tejeda cuando afirma que “la corrupción es desde arriba, mientras que no acaben con la corrupción de arriba seguiremos mal, la corrupción que hay en el país se ha generalizado y no tiene arreglo”.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias
Síguenos en Google News y recibe más noticias como esta

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top