Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La caza furtiva para el consumo de carne afecta la población de especies de la fauna cubana

Noticias de Cuba

La caza furtiva para el consumo de carne afecta la población de especies de la fauna cubana

El gobierno cubano argumenta que el “comercio ilícito” afecta principalmente a las aves

La caza furtiva para el consumo de carne afecta la población de especies de la fauna cubana

El cocodrilo, una de las especies cuya carne se utiliza en el consumo humano. (Foto: Periódico Cubano)

La caza furtiva para el consumo de carne afecta la población de especies de la fauna cubana que son de especial significado para mantener la biodiversidad, según reconoció la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental (ORSA) de Cuba.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, Jorge Álvarez Álvarez, Director General de la ORSA, reveló que en “los últimos años se ha incrementado el comercio ilícito de especies”, situación que coincide con el aumento de la crisis de alimentos que atraviesa la Isla.

Además del consumo de carne, las especies de la fauna cubana se ponen en peligro de extinción debido a su uso para elaboración de artesanía y también en determinadas prácticas religiosas. El empleo de estas especies como mascotas se aprecia fundamentalmente en el caso de las aves.

Álvarez Álvarez señaló que las aves más comercializadas ilegalmente son las cotorras, cateyes, negritos, azulejos, sinsontes, gavilanes y cernícalos. El funcionario que responde al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) añadió que los (moluscos) sigua, cobo, quincunce, polímitas, y macos; (reptiles) cocodrilos, caguamas, jicoteas; (mamíferos) jutías, manatíes; y (peces) loros, manta rayas, y algunos tipos de tiburones también son muy atacados.

Para intentar controlar el tráfico ilícito los agentes del Ministerio del Interior han incrementado la vigilancia y desde los Organismos de la Administración Central del Estado se promueven sanciones más severas contra los ciudadanos que incurran en semejantes ilegalidades.

Sin embargo, lamentó el hecho de que las acciones son aún insuficientes y se coordina con los gobiernos y autoridades locales para actuar de manera integrada y específica, acorde con las características de cada territorio.

No obstante, el CITMA tiene su propio plan y la ORSA desempeña un papel importante contra tales delitos, por lo que en 2020 fortaleció su gestión con la creación de representaciones en la mayoría de las provincias del país y solo faltan las de Artemisa y Mayabeque, además del Municipio Especial de la Isla de la Juventud.

Al respecto, Álvarez Álvarez, comentó que desde el 2011 gracias a la Resolución 160 del CITMA, se perfeccionaron las regulaciones relacionadas con las especies de especial significación de la diversidad biológica de Cuba.

En el documento se establecieron 2 listados, el primero para las que tienen restricciones muy estrictas y solo se permiten actividades de corte científico y similares; y el segundo posibilita actividades comerciales con licencia ambiental, que otorga la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental.

“Es un deber de nuestra generación, afirmó, cuidar a nuestros animales y plantas para legarlos a nuestros hijos y nietos. Como diría nuestro Héroe Nacional José Martí: El mundo sangra sin cesar de los crímenes que en él se cometen contra la naturaleza”, refirió el funcionario.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Alex Otaola en su exitoso programa Hola! Ota-Ola
To Top