NOVEDAD: Esta Aplicación Gratis te prepara en dos semanas para la ciudadanía americana
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

La vergüenza ajena de ser Cuba en tiempos de coronavirus

Coronavirus en Cuba

La vergüenza ajena de ser Cuba en tiempos de coronavirus

“Los clientes que decidan POR SU PROPIA VOLUNTAD venir a Cuba serán recibidos”, dijo Cruz, añadiendo un gesto que fue censurado por la cadena cubano-venezolana Telesur

Con más de 160.000 casos de contagio en 150 países del mundo y cerca de 5.000 muertes, la pandemia del COVID-19 está propinando un duro golpe a la humanidad y abriendo debates imprescindibles sobre temas de sanidad pública y responsabilidad ciudadana.

El gobierno de Cuba no solo ha mostrado falta de preparación y poca sensibilidad humana ante la pandemia, sino que está intentando minimizar sus consecuencias y lucrar con la enfermedad, aunque esto implique un desenlace fatal para sus ciudadanos más vulnerables.

Por más de 60 años, la corrupción, la mala gestión de gobierno y las constantes violaciones a los derechos humanos han sumergido al país en una profunda crisis económica y de valores que suele agudizarse cuando la coyuntura regional o global atraviesa por una mayor crisis, ya sea climática, de tensión política, económica o de salud.

Si hay un escenario para el que el gobierno de Cuba debería estar preparado es precisamente el del COVID-19, una cepa que mata a adultos mayores de 65 años y personas con un sistema inmunológico comprometido.

Según las cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicadas en junio de 2019, Cuba despunta como el país más envejecido del continente, con proyecciones hasta el año 2100 de mantenerse como el territorio con más ancianos.

Durante décadas, la población cubana ha tenido que lidiar con la escasez generalizada de alimentos, especialmente carnes rojas, granos y otras fuentes de proteína que ayudan a fortalecer el sistema inmune.

También faltan las medicinas, no solo las de “tarjetón” para pacientes con enfermedades crónicas o raras, sino además los analgésicos, antihistamínicos y antinflamatorios comunes.

El abastecimiento de artículos de higiene personal y limpieza es otro de los puntos flacos del Gobierno, que no puede garantizar una distribución equitativa y subsidiada de estos productos.

Los reportes de desabastecimiento más recientes indican que el artículo de más alta demanda en estos momentos es el jabón, ampliamente comercializado en tiendas de divisa a precios nada bajos si se tiene en cuenta que el salario promedio en la Isla ronda los 30 dólares.

La población cubana ahora está más expuesta y vulnerable que nunca, sobre todo los jubilados que viven solos porque su familia entera emigró y cobran una pensión de 400 pesos (15 dólares).

En cuanto a las medidas sanitarias para prevenir el contagio, las autoridades cubanas han promovido la idea de utilizar nasobucos. Paralizaron la producción de uniformes escolares para fabricar estas máscaras de tela y han orientado el uso de la misma en escuelas y centros de trabajo.

La orden contrasta con la indicación explícita de los expertos de NO utilizar nasobucos sin un diagnóstico positivo. Una persona sana tiene más probabilidades de contagiarse y esparcir el virus si se toca continuamente la cara para acomodarse la máscara.

En tiempos de pandemia global, al Estado cubano también parece importarle más seguir registrando ingresos que tomar medidas de prevención.

Con un número creciente de casos confirmados (4 pacientes positivos y más de 200 en observación), la estrategia de las autoridades ha sido tomar la pandemia como una oportunidad para exprimir aún más los atractivos del sector hotelero, así como los servicios de salud.

Junto con las remesas del exterior, el turismo y la exportación de profesionales son las principales fuentes de ingreso de divisas del Gobierno cubano. Según datos de la estatal ONEI, el turismo generaba en 2018 alrededor de 2 mil millones de dólares, mientras que la exportación de servicios de salud 6.400 millones.

Las autoridades cubanas no consideran necesario cerrar fronteras y, no solo están promoviendo la Isla como “destino seguro” de escapada ante el coronavirus, sino que están esparciendo información falsa sobre la enfermedad con este objetivo.

La estatal agencia Havanatur invitó a los turistas a visitar Cuba, pues “siendo bañados por los rayos del sol todo el año (…) tenemos más fortalezas contra el coronavirus”. Este mensaje fue fuertemente criticado en Twitter por tratarse de un bulo que en días recientes se viralizó: “el calor mata al virus”.

En las redes, la polémica se avivó esta semana por el gesto de desdén de Bárbara Cruz, directora de Mercadotecnia del Ministerio de Turismo (Mintur), al ofrecer una conferencia sobre la industria en tiempos de coronavirus.

“Los clientes que decidan POR SU PROPIA VOLUNTAD venir a Cuba serán recibidos”, dijo Cruz, añadiendo un gesto que fue censurado por la cadena cubano-venezolana Telesur y se ha interpretado como “allá ellos” o “nos lavamos las manos si sucede alguna fatalidad”.

Asimismo, en Facebook, empleados del Mintur que laboran como guías de turismo están denunciando que sus agencias los obligan a mantener una rutina de trabajo regular, que implica contacto con grupos grandes de extranjeros, muchos de los cuales vienen de países con altas cifras de contagio.

Coronavirus en el mundo

En países como Italia (más de 1.800 muertos) y España (casi 300), las autoridades han pedido cumplir con una estricta cuarentena, a tiempo que piden no acaparar artículos de alta demanda como el papel sanitario, el gel desinfectante o las mascarillas protectoras.

Estados Unidos, con más de 60 muertes y cerca de 3.200 contagiados, declaró un estado de emergencia nacional y ha ordenado el cierre de escuelas y locales gastronómicos en los territorios más afectados.

Argentina, el primero en reportar una muerte por coronavirus en América Latina, ordenó bloquear todas sus fronteras durante los próximos 14 días y autorizó una licencia excepcional a los trabajadores públicos y privados para que se aíslen en sus casas.

Danos un Me Gusta en Facebook

1 Comment

1 Comment

  1. Avatar

    Alejandro Martínez

    16 marzo, 2020 at 6:35 pm

    Resulta que siempre que hay un huracán, cuando el dengue, el H1N1, el Zica…en fin todo lo que ha acabado por el mundo ha pasado por Cuba y el número de muertos es incomparable comparado incluso con países desarrollados y con la gran potencia. Por qué con el Coronavirus tiene que ser diferente?
    Hasta el momento en Cuba solo hay 4 casos confirmados y ninguna muerte. Se está orientando a toda la población y se están haciendo las cosas correctamente sino los resultados fueran otros. Tengo la confianza absoluta que muchos extranjeros se sentirán más seguros en Cuba que en sus propios países.
    Todo lo que se hace en Cuba es criticado aquí y ya hasta en las noticias se contradicen. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Casos de Coronavirus en Cuba

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top