Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Madre cubana vive en casa improvisada junto a sus dos niños

Noticias de Cuba

Madre cubana vive en casa improvisada junto a sus dos niños

“No es Haití”, lamentaron en Twitter junto a imágenes de la vivienda

Madre cubana vive en malas condiciones con su hijojpg

Yadira Rodríguez Aria, residente en el municipio Baracoa, vive en pésimas condiciones con sus dos hijos, uno de ellos presenta una discapacidad mental. (Foto: @KafeOriental-Twitter)

Yadira Rodríguez Arias es el nombre de una madre cubana que vive en una casa improvisada junto a sus dos hijos pequeños, olvidada por las autoridades de un país que aseguran proteger a las mujeres y a los infantes.

La pequeña vivienda, conformada por pedazos de zinc, telas, se encuentra ubicada en la zona del Van Van, en Cabacú, perteneciente al municipio Baracoa, en Guantánamo. “No es Haití”, insistió el usuario @KafeOriental en Twitter junto a varias imágenes.

“Miren en las condiciones que vive esa pobre madre, con dos niños pequeños y uno de ellos tiene problemas mentales”, agregó. Según internauta, en esa parte de Cuba muchas personas viven en iguales condiciones. “Si vas de Baracoa a Moa está la pobreza en su máxima expresión”.

Los usuarios coincidieron en que esa madre es otra víctima de la “Revolución”. Mientras ella se enfrenta al desafío de cada día, “el HP (Miguel Díaz-Canel) bailando en una conga, disfrutando la desgracia del pueblo. Qué tristeza me da ver a mi pueblo en la extrema pobreza”.

Alimentar, vestir y mantener a los hijos bajo un techo decente es un reto para las mujeres en la Isla. Solennis Furones Montero, educadora de profesión, es otro ejemplo de lo anterior.

Ella vive junto a sus niños de 3, 5 y 11 años en una vivienda dañada desde 2016, en peligro de derrumbe, sin que el gobierno haya cumplido con la atención que le prometió.

“Cuando pasó el ciclón Matthew se cayó el techo de mi casa. Yo tenía un techo de fibrocemento y querían darme uno de teja negra”, explicó. Finalmente, el techo fue arreglado, pero los materiales para construir un muro e impedir la entrada de aguas albañales al lugar nunca aparecieron.

“También se me cayeron las vigas principales y se me derrumbó el piso. Fui a Vivienda y al Gobierno, planteé mi problema y la directora de Vivienda me dijo que decir que podía hacer algo por mí ahora era engañarme”, relató.

El tiempo continúa pasando y su problema continúa sin solución. “No ha venido nadie a visitarme aquí en mi casa. Vino el delegado una sola vez y no ha venido más. Y él sabe en la situación en que me dejó aquí, que mi casa se me está cayendo completita, los horcones están podridos… Va a llegar el momento en que la casa nos va a caer arriba a mí y a mis hijos”.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top