Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

Más de 50 municipios en Cuba están afectados por la plaga del caracol gigante africano

Noticias de Cuba

Más de 50 municipios en Cuba están afectados por la plaga del caracol gigante africano

Solo en las provincias de Cienfuegos y Guantánamo no hay presencia de la especie invasora

El caracol gigante africano puede provocar enfermedades en el ser humano (DIARIO DE CUBA)

Autoridades cubanas señalaron que actualmente existen 56 municipios afectados por la plaga del caracol gigante africano y solo en las provincias de Cienfuegos y Guantánamo no se han reportado la presencia de esta especie exótica.

El viceministro primero de la Agricultura, Idael Pérez Brito, reveló que se han identificado 11.000 semilleros y viveros del caracol en esas localidades, que son monitoreados por un grupo de trabajo multifactorial.

En el periódico oficialista Granma se informó que la especie registra mayores afectaciones en zonas residenciales y es baja esta situación en los cultivos.

Pérez Brito también comentó en los Debates de la Comisión de Salud y Deporte que se necesitan más acciones de capacitación tanto a funcionarios como a la población para combatir al insecto que tiene presencia en los patios de las casas.

Asimismo, agregó que se están realizando estudios para el control de la plaga, pero insistió que la población debe tener acceso a cal para poder mitigar la presencia del caracol en los lugares más afectados.

La alta presencia de dicha especie en el territorio cubano se debe a que tiene un elevado potencial de reproducción y a ello se le suma sus características de sobrevivencia que le permiten soportar cambios bruscos de temperatura.

El caracol gigante africano, considerado entre las 100 especies invasoras más peligrosas a nivel mundial, por lo general vive en zonas húmedas, sombreadas o donde haya organismos en descomposición.

El tocarlo sin precaución o consumirlo crudo puede provocar en el ser humanos enfermedades como bronquitis, trastornos intestinales, meningitis y encefalitis.

Antonio Vázquez, especialista del laboratorio de Malacología del Departamento de Control de Vectores del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, llegó a comentar que no existe peligro en consumir al caracol si se prepara bien a cocción en una olla de presión.

“De hecho, constituye un plato degustado en Europa y América del Sur, pero en nuestro pueblo no hay una cultura arraigada en el consumo de caracoles”, comentó.

En junio pasado, el Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal recomendó medidas para combatir a la especie, detectada en Cuba desde 2014.

Una de las acciones más fáciles es destruir la concha y meter al insecto en bolsa para luego enterrarlo. También se le puede quemar o sumergirlo en una solución de cal en un lapso de 24 horas.

Asimismo se pidió no utilizarlo como carnada al momento de pescar en ríos y mares y en dado caso de exposición directa se recomienda lavar la parte afectada con abundante agua y jabón.

 

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete a nuestra web.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top