Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Reportaje estatal deja en evidencia la precariedad de las panaderías en Cuba

Noticias de Cuba

Reportaje estatal deja en evidencia la precariedad de las panaderías en Cuba

Funcionarios pidieron a trabajadores usar su ingenio para compensar la falta de materia prima y sortear la crisis por el ordenamiento monetario

Precariedad de panadería cubana expuesta por la televisión estatal. (Televisión Santiago de Cuba).

Un reportaje de la Televisión Cubana dejó en evidencia la precariedad de las panaderías y los “centros procesadores de alimentos” que el gobierno cubano presume como suficientes para satisfacer a su población.

La nota indica que el presidente del Consejo de Defensa en Santiago de Cuba, Lázaro Expósito, visitó acompañado de la vicepresidenta del Consejo, Beatriz Johnson, “fábricas” de panes, dulces y galletas, además de que conversaron con los trabajadores.

Desde el inicio la nota hace énfasis en la necesidad de los panaderos de ser “eficientes” y servir apropiadamente a la población, sin embargo, deja de lado las carencias que existen en cuanto a insumos y materia prima que permitan cubrir la demanda de estos productos.

El reportaje a la vez menciona una “falta de originalidad en la exhibición de los productos y la indisciplina en el horario de prestación de los productos”, cuando lo único que logran hacer y con dificultad los trabajadores son panes simples, pues no hay materiales para otra cosa.

En este punto, la cámara enfocó los anaqueles vacíos de los establecimientos, y aunque la voz narradora intentaba culpar a los trabajadores por supuestamente no tener preparados los productos a tiempo, muchos cubanos han constatado y plasmado en redes sociales que el pan se termina temprano y esas repisas vacías lo están todo el día.

Según la nota, los dos funcionarios hablaron con los trabajadores para exigirles poner más de su parte y que sean responsables al medir los gramajes para garantizar la calidad de los productos.

Este punto pudo deberse a las múltiples quejas que se han desatado tras el ordenamiento monetario con el aumento de 20 veces al precio del pan de la libreta de racionamiento, que pasó de 5 centavos a 1 peso.

Los cubanos denuncian que el pan es el mismo de siempre, le falta aceite y está seco, pero con la diferencia de que ahora es más costoso.

Aunque con la nota el gobierno intentó crear la imagen de “responsabilidad” por verificar el trabajo de las panificadoras, así como de “prosperidad” al mostrar el trabajo que realizan, en realidad expuso lo contrario.

Las imágenes dejan ver lo pobre de la preparación de los alimentos, los locales viejos y descuidados, las básculas oxidadas para pesar la masa, moldes de cartón, y el hecho de que pese a que le llaman “fábrica” todo sea elaborado a mano.

A esto se suma que insta a los trabajadores a “usar su ingenio” para librar las dificultades mientras se da el proceso de adaptación tras el ordenamiento monetario, como un eufemismo para pedirles que improvisen ante la falta de materiales por la actual crisis económica.

Así, mientras Cuba utiliza su prensa y redes sociales para criticar a los países capitalistas del “imperio”, sigue transmitiendo en sus noticieros la labor de una panadería común como si se tratase de un logro del Estado, cuando en otro país de América sería solo un negocio familiar cualquiera.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias Relevantes

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Suscríbete GRATIS y recibe noticias

To Top