Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Prensa oficialista elogia las colas kilométricas para comprar alimento y aseo en Cuba

Noticias de Cuba

Prensa oficialista elogia las colas kilométricas para comprar alimento y aseo en Cuba

“Cuando la quietud reina en los comercios es señal de que los estantes están vacíos”

Medios oficialistas aseguran que las abarrotadas colas en las tiendas son buenas

Medios oficialistas aseguran que las abarrotadas colas en las tiendas son buenas. (Foto ilustrativa: Naturaleza Secreta-Facebook)

Luego de culpar a la población por propagar el coronavirus en las kilométricas colas que se registran en toda Cuba para comprar alimentos y aseo, ahora el gobierno señala que estas aglomeraciones son “buenas” porque significan que “algo hay” en medio de la crisis y la pandemia.

El periódico oficialista Escambray ve con buenos ojos que existan las colas frente a las tiendas, en especial en medio de la pandemia. “Cuando la quietud reina en los comercios es señal de que los estantes están vacíos o, al menos, no tienen lo que se busca. Y eso es menos saludable que las colas”, reza el texto.

Firmado por Elsa Ramos, el artículo parece casi irónico considerando que hace unas semanas el gobierno, también mediante su prensa, “regañó” a la población por esta misma actitud.

Desabasto, encarecimiento y racionamiento en Cuba

Las colas en las tiendas de Cuba son una realidad de todos los días, reflejo de la aguda escasez de comida que atraviesa el país.

Aunque el régimen se escuda tras el bloqueo estadounidense, que no incluye alimentos ni medicinas, lo cierto es que la mala administración de la economía es la causa principal de la crisis.

Pese a la enorme entrada de ingresos que representa la exportación de servicios profesionales y a la austeridad que mantiene en todos los sentidos (sin mantenimiento en ningún rubro como el servicio eléctrico, el de agua potable, vivienda o los propios hospitales), el gobierno asegura no tener dinero para importar suficientes alimentos.

La excusa del bloqueo carece de sustento, cuando el pollo y algunos otros productos importados tienen el sello de “hecho en EEUU”, solo que no importan lo suficiente para satisfacer la demanda.

Además de la falta de comida, también está el racionamiento, que provoca colas cada vez más largas y frecuentes. A esto se suma el encarecimiento, provocado por la propia escasez y el acoso de las autoridades a los cuentapropistas.

“No deben asustar las colas enormes que se estiran por calles y calles y casi por kilómetros. No entiendo a quienes desde las redes se asombran y cuelgan como la gran noticia una cola grande en Cuba”, dice el artículo.

Claro que el texto en ningún momento menciona que quienes se forman en las colas pueden pasar hasta 15 horas a la intemperie en medio de la pandemia.

Menos aún señala que, además de Cuba, en ningún país de América -con la clara excepción de Venezuela, también comunista y también en crisis- las personas tienen que pasar en largas filas ni una hora por comida y que todo tipo de carnes, harinas y vegetales se encuentran disponibles en cualquier tienda.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top